2 may 2021

Madres del reino animal

¡Ah, la naturaleza! La vil, vil, naturaleza: es solo cuando somos capaces de esclavizarla y mutilarla a nuestro antojo que nos olvidamos de lo jodidamente imperdonable que es y lo mucho que odia a cada uno de sus hijos, nosotros incluídos. Así que, para celebrar este día de la madre, aquí os va una lista no exhaustiva de varias grandes madres del reino animal. ¡Que os aproveche!

Hamsters

¿Alguna vez has visto un animal tan mono que te han entrado ganas de comértelo? Las mamás hamster saben qué se siente.

Avispas parasitoides

Si algo quiere una madre, es que sus hijos estén calentitos y bien alimentados, y ponerlos en el interior del cuerpo de una oruga viva resuelve esos dos problemas de un plumazo...

Arañas

Ser madre requiere sacrificio, y no hay sacrificio mayor que dejar que tus hijos recién nacidos devoren tu cuerpo en su primera comida. ¡Buen provecho!

Tiburones

Una buena madre trataría de impedir que sus hijos se pelearan entre sí. Una madre mejor dejaría que resolvieran sus problemas los unos con los otros normalmente, y solo intervenir cuando las cosas se van de madre. Una madre perfecta dejaría que sus hijos solucionaran sus problemas devorándose mutuamente en su vientre.

Dragones de komodo

Gracias a un divertido truco genético, las mamás dragonas de komodo no necesitan haber estado con un papá dragón de komodo para poner huevos. De modo que, a menudo, se van solas a nado a una isla, ponen una nidada y colonizan. Lo más gracioso de todo es que todos los dragoncitos que salen son machos y tienden a convertirse en los nuevos compañeros de su madre.

Escarabajos enterradores

Otros escarabajos ponen sus huevos en excrementos, pero los escarabajos enterradores tienen más clase que eso y ponen sus huevos en ratones muertos. La mamá se esfuerza en comer la carne del cadáver y soltarla como un jugo semidigerido para sus larvas. Claro que no le da tiempo a llegar a todas y las que se quedan atrás simplemente mueren. ¡Nadie dijo que ser una madre trabajadora fuera fácil!

Focas

A pesar de lo monos que son los bebés foca, su madre se olvida literalmente de ellos dos semanas después de dar a luz y empieza a intentar hacer más niños. A veces la cantidad es lo más importante para una madre.

Águilas

Más o menos como los tiburones, pero con menos canibalismo y más caídas desde grandes alturas. Solo para fans de la escena del balrog en El Señor de los Anillos.

Cuco

En esta lista no podía faltar un clásico: plantar tus huevos en los nidos de otros para que eclosionen antes y destruyan a sus hermanos adoptivos. Eso es lo que haría cualquier madre que se merezca ese nombre.

Gorriones

Puede ser que el nombre del cuco sea usado para definir el adulterio público en inglés, pero a nadie se le da tan bien jugar a ese juego como a las mamás gorrionas. Quién sabe quién demonios ha fertilizado esos huevos.

Osos

A veces una madre tiene que saber cuándo simplemente la cosa no vale la pena, como las osas negras, que, si tienen un solo osezno, tienden a abandonarlo porque, si no son dos o tres, ¿para qué esforzarse? O los osos pandas, que suelen tener gemelos y abandonar al más débil de los dos. Pero es que no te podías esperar otra cosa de los pandas…

Víboras

Eugh, dar a luz a crías vivas, qué asco.

Esperamos que este hermoso paseo por el mundo de las madres animales os haya hecho daros cuenta de que tener criaturitas no es fácil en ninguna rama del reino animal… ni probablemente de muchas protoctistas, pero aquí no hablamos de las protoctistas… ¡Feliz día de la madre a todos y a vuestras madres! ¡Hasta la próxima!

1 may 2021

Guía para la bida: cómo fingir que trabajas 60 horas semanales

A todos nos gusta que la gente piense que damos el 101% en nuestro trabajo o incluso el 150%, así que hoy estamos de suerte porque, en el día del trabajo, Monifate va a explicaros cómo conseguir engañar a todo el mundo para que penséis que os pasáis la legislación laboral por la rabadilla y trabajáis sesenta horas semanales. Atentos a los siguientes consejos. Pero recuerda: no intentes usarlos para algo ilegal como escabullirte del trabajo o intentar cobrar, solo para poner tu Factor Fardar por las nubes.

Así de bien fingen los verdaderos profesionales.

Pon un monigote con tu ropa en tu puesto de trabajo

A los de Ninja Sex Party les funciona, ¿por qué no a ti? Lo importante está en saber cuándo poner el pelele y cuándo no, lo mejor es usarlo cuando o bien la mayor parte de tus compañeros se hayan ido ya a casa, o bien cuando todos estén demasiado ocupados para notar la diferencia. Una grabación de ti mismo cantando alegres canciones puede ser un complemento particularmente útil.

Hackea los sistemas de control de asistencia

Puede que en tu trabajo haya máquinas de fichar, programas de control de tiempo, cámaras de seguridad… Tu prioridad número 1 es conseguir hackearlos de modo que puedas tenerlos bajo tu control e inflar las cifras a tu gusto. Si se trata de una cámara de seguridad, intenta buscar una grabación de ti trabajando que no se note demasiado que es un bucle constante de tres segundos… Bueno, a quién queremos engañar, una grabación real de ti trabajando parece un bucle de tres segundos.

No contestes a ningún mensaje

Correos electrónicos, llamadas… si es parte de tu trabajo, puedes fingir fácilmente que estás demasiado ocupado para contestarlos, y la gente se lo acabará creyendo. Si ves que tus compañeros y superiores empiezan a mosquearse, empieza a contestar a todo el mundo dando largas, como si siempre tuvieses algo más importante que hacer antes de prestarles atención.

Toma medidas para aparentar estar más cansado de lo que estás

Puedes pintarte ojeras falsas para que todos crean que no has dormido nada en las últimas 48 horas; el mejor resultado lo conseguirás usando un tizón para hacer un borrón de ceniza debajo de cada ojo, pero si no tienes estufa de leña, puedes obtener un efecto similar cocinando una barra de pan hasta que se haga carbonilla y aplicándotela bajo los ojos. También puede ser una buena idea comprarte pesas para las muñecas y los tobillos, de ese modo podrás moverte lentamente, como si te doliese hasta el alma, sin que parezca forzado.

Falsea datos

Por fin dominar Microsoft Office es útil para algo. Aprende bien cómo manejarte con hojas de cálculos y bases de datos para poder modificar las del departamento de recursos humanos mientras los distraes con una falsa denuncia de acoso sexual o algo. O, si eres autónomo, estudiante o haces cualquier otra por tu cuenta, lo tienes hasta más fácil para falsear tus registros y que parezca que eres un superhombre supercurrante.

Convence a un chino de que es tu otro jefe para hacerte pasar por pluriempleado

Parece fácil, excepto por la parte de que tienes que convencer también al propio chino para que no se vaya de la lengua y estropee todo el plan. Recuerda: solo es un secreto si nadie más vivo lo sabe.

Encuentra un escondite para dormir

Echar una buena cabezada ayudará a hinchar tus supuestas horas de trabajo siempre que nadie te vea mientras lo haces. Di que vas a un recado; o al baño, alegando que comiste comida mexicana; o que te necesitan con urgencia en el departamento 3. Si lo dices con suficiente convicción, nadie te preguntará qué es el departamento 3 y podrás irte con tranquilidad a dormir a los conductos del aire.

Y eso es todo por hoy. Tened en cuenta que nada de esto os funcionará en el régimen subacuático de Filippo, él se las sabe todas. Mientras tanto, no olvidéis mandarnos hatemail a nuestro correo, twitter y youtube y los comentarios. ¡Vuestro odio nos hace más fuertes.