20 feb. 2013

Bestias Arcanas

Las bestias arcanas son aquellas criaturas conocidas principalmente por ser invocadas en los partidos de invocación de bestias arcanas.


Todas pertenecen a un mismo taxón sorprendentemente diverso. Las hay de toda clase y condición, de todo tamaño, con toda clase de poderes, acuáticas, terrestres, voladoras y espaciales, feas y bonitas, peligrosas y muy peligrosas, tontas y listas, molonas y matrónicas... En fin, que hay de todo, como bien saben los aficionados al deporte rey.

El hábitat de estas criaturas sí es el mismo: las brumas del Brujospacio, donde solo existen como conceptos. Toda su información potencial está ahí flotando y es a donde recurren los invocadores a la hora de... bueno, invocarlas. A la hora de hacer esto el invocador debe seguir un complicado proceso.

Las bestias arcanas también necesitan amor.
En primer lugar debe usar los hechizos adecuados para sincronizar su mente con el Brujospacio de forma que sea capaz de acceder a la bestia arcana deseada. Este proceso puede tardar más o menos dependiendo del nivel del invocador, que determinará lo que tarda en alcanzar el estado de concentración necesaria. Un fallo en este paso puede suponer desde que no funcione la invocación hasta que la cabeza del invocador explote pasando por otros efectos menos benéficos como invocar una criatura no deseada o que la leche se agrie a su alrededor. Es posible establecer una comunicación más fiable usando canalizadores de invocación, aunque están prohibidos en los partidos profesionales de invocación de bestias arcanas.

Si en este paso todo va como dios manda sonará una alarma cada dos segundos es necesario que el invocador haga cosas molonas, que suelen ser fingir que se hace magia (la única forma reconocida de hacer magia), de forma que se concentren latrones suficientes para dar forma a la criatura invocada.

En efecto fuera del Brujospacio las bestias arcanas están formadas por latrones puros unidos deprisa y corriendo, por lo que suelen desaparecer al cabo de un tiempo o cuando su invocador muere. Además el poder de estas criaturas suele ser directamente proporcional a la cantidad de latrones que las forman, aunque no al tamaño, pues los latrones pueden estar terriblemente concentrados. No obstante a veces la molonidad de una bestia arcana muy latrónica no se revelan en su poder destructivo sino en su apariencia o capacidad de hacer girar platos sobre palos.

Bestia Arcana, un grupo de metal no relacionado.
Dado que están formadas por latrones puros, su debilidad son evidentemente los matrones, por lo que el público de invocación de bestias arcanas suele llevar cosas muy aburridas con las que protegerse de bestias fuera de control. Un cañón de matrones, que existe tan solo como arma hipotética, también podría ser utilísima contra ellas.