21 ago. 2019

El gobierno estudia detener el apocalipsis con cabras

Fuente
El gobierno, ligeramente apurado ahora que el apocalipsis más aburrido de la historia ha comenzado a coger tracción desde que empezó hace casi ocho años, ha decidido poner cartas en el asunto y comenzar a estudiar propuestas.

Una de las que está resultando más atractiva hasta ahora para el comité es la de la Escuela de Artes Pecuniarias de San Telmo, que propone detener el apocalipsis más aburrido de la historia por medio de cabras. Si obtuvieran la financiación, su objetivo sería crear una raza de übercabras genéticamente modificadas capaces de comerse cualquier cosa, incluido el matrónico liquidillo verde.

Otros okultécnicos aducen que la modificación genética llevaría demasiado tiempo (incluso para los estándares del apocalipsis más aburrido de la historia) y que lo más rápido y barato sería crear un cónclave de cabras malditas por medio de magia científica y sus contactos con fuerzas oscuras, que les hacen descuento.

Sea como sea, el gobierno ha organizado un concurso para que les manden estas y otras propuestas y está cargando un enorme cañón de dinero para disparar contra el ganador.

No obstante, estas propuestas también han ayado sus detractores. No pocos son los que argumentan que, si las cabras que produzcan son realmente tan poderosas, podrían no limitarse a comerse el liquidillo verde, sino que podrían llegar a iniciar su propio apocalipsis-cabra (o caprocalipsis), mucho más rápido y brutal. "Básicamente se lo comerían todo", declaraban. "¿Incluso los niños?", les preguntaron. "Sobre todo los niños".

Sea como sea, el tema permanece abierto y se comienzan a buscar soluciones mejores que, no sean, yo qué sé, una misión de colonización a Marte. Solo el tiempo nos dirá si somos capaces de solventar esta lenta, lenta, lenta crisis.

0 comentos:

Publicar un comentario

Deja un comento, payo.