14 ago. 2019

Avance de proyectos - 42



Y parece que, una vez más, las cosas están marchando bastante bien. Lo cual puede sonar un poco extraño a la luz de la siguiente sección.

Actualización y puesta a punto

Este es el último avance de proyectos de la temporada, (el siguiente será el de octubre si no nos morimos antes) y como es costumbre para nosotros, decisiones bastante gordas suelen ser tomadas durante el cambio de temporada. Más en concreto, Kha y yo tenemos planeado reunirnos para revisar a conciencia los proyectos: reposicionarlos en la lista si hace falta, asegurarnos de dejar constancia de qué nos hace falta para hacerlos (es decir, qué nos impide publicar lo que sea mañana mismo sin previo aviso) y, por supuesto, quitar los que creamos que no merecen la pena.

Muchos de estos proyectos llevan alrededor de un lustro en la lista, y como es de esperar las ideas han ido evolucionando y otras se han ido estancando y marchitando. Ahora es hora de separar la paja del grano, y con suerte, eso nos permitirá concentrar nuestros esfuerzos en las cosas que realmente queremos hacer (y con MUCHA suerte, también serán las cosas que vosotros queréis ver).

Pero dejémonos de dramatizar y pasemos a algo más liviano.

Propósitos de año nuevo ~ Imparable

Como es costumbre, acabamos la temporada con el último de los propósitos de año nuevo que anunciamos... En año nuevo. Como recordaréis los que nos seguís fielmente (seguid así, aunque no esperéis piedad), mitad de estos propósitos son proyectos que estamos llevando o vamos a llevar a cabo, y la otra mitad son cosas que nunca haremos. Porque por qué no.

Este mes toca hablar de Imparable, una novela de perritos. Aunque no de la forma que imagináis. En esta ambientación, el deporte rey son las carreras de perros. De perros mágicos, por supuesto, los perros tienen todo tipo de extrañas habilidades con las que asisten a sus dueños (que corren con ellos, la línea de meta tiene que ser cruzada por el equipo al completo).

El personaje principal de esta historia (aunque quizás no sería apropiado llamarle "protagonista") es una chica que usa un perro completamente normal (y bastante achacoso) para participar en estas carreras; y se vale únicamente de sus propias habilidades físicas para salir victoriosa, llevando al can a rastras. Es una historia sobre la proyección y lo que conlleva.

Y eso es todo por este mes y por esta temporada. Como de costumbre, estamos ansiosos de responder al hatemail que nos envieis por correo, Twitter o en los comentarios. ¡Vuestro odio nos hace más fuertes!

0 comentos:

Publicar un comentario

Deja un comento, payo.