5 jul. 2019

Japón declara la guerra a los atunes

¡El enemigo!
Después de que la muerte de un pescador borracho que cayó al mar y probablemente se ahogó haya puesto la tensión por las nubes, finalmente Japón ha decidido considerarlo un acto de guerra por parte de los atunes de aleta azul.

Después de que las negociaciones en juntas bilaterales hayan resultado completamente infructuosas por graves problemas de comunicación entre ambas partes, el gobierno japonés ha decidido declarar la guerra contra los atunes.

Al cierre de esta redacción las fuerzas de autodefensa ya han comenzado a desplegarse en las costas del país, provistas de completos equipos de pesca para llevar a cabo una ofensiva de castigo contra los peces.

"En un principio", asegura el ministro de defensa, "nos planteamos lanzar bombas al mar porque, es decir, algo hay que bombardear. Claro que luego nos dimos cuenta de que las ballenas son mejores objetivos".

El primer ministro, por su parte, asegura que el conflicto será duro, pero que es una guerra justa y que hasta el último japonés luchará si hace falta para mantener el honor nacional "y enseñarle a esos peces quién manda".

La comunidad internacional no ha tardado en pronunciarse en ambas direcciones. El Imperio submarino de [Filippo amenaza con represalias si la situación escala. Por otra parte Portugal se ha ofrecido a enviar naves desde sus bases antiatuneras en las Azores.

Entre tanto en las calles de Tokio, son muy numerosos los propietarios de restaurantes de sushi que han sido avistados en las puertas de sus locales frotándose las manos compulsivamente, aguardando algo indeterminado.

Diversos grupos conservacionistas, por otro lado, han expresado su opinión de que "mira, ya para lo que les quedaba a los atunes de aleta azul, por lo menos que se vayan con un montón de explosiones".

Les mantendremos informados de futuros desarrollos.

0 comentos:

Publicar un comentario

Deja un comento, payo.