17 oct. 2018

Misterios monifáticos: ¿adónde va el agua cuando tiras de la cadena?

Esta es una pregunta que los sabios llevan planteándose desde el inicio de los tiempos: ¿qué se hace del agua cuando se precipita por el sumidero del baño, así como de cualquier contenido que pueda arrastrar consigo?

La ciencia nos asegura que toda esa materia ha de conservarse, por tanto, ha de llegar a alguna otra parte del universo, ¿pero a cuál? ¿Por qué existe este sistema y a qué oscuros propósitos sirve?

Una cuidadosa investigación por parte de Monifate nos ha llevado a concluir que nuestros retretes están conectados a una enorme red de tubos y macrofilamentos que se extiende por debajo de nuestras ciudades, cubriéndolas como una fina lámina de moho. No obstante, nos ha sido imposible seguir su enmarañado trazado hasta el lugar en el que desemboca.

¿Ha crecido este sistema por sí mismo alimentándose de los desperdicios o es, por otra parte, artificial y creado por una inteligencia consciente? De ser así, ¿quién podría tener interés en recolectar tan laboriosamente nuestros excrementos?

¿Presenta este enigma, con visos claros de conspiración, alguna relación con los hombres topo y su horrible imperio subterráneo, siempre aguardando la ocasión para abalanzarse sobre la superficie? Desde luego, no parece descabellado estas intrincadas obras, que se introducen de forma totalmente camuflada en nuestros edificios, sean parte de sus incansables esfuerzos por esclavizarnos.

¿Será cierto que el váter es en realidad un ídolo al dios blanco y que, al tirar de la cadena, le hacemos ofrendas que llegan a sus palacios ctónicos en lagos subterráneos llenos de inmundicia?

¿La presión de varias personas tirando a la vez se concentra y produce geyseres? ¿Es todo un complicado plan del Área 51 para hacer llegar agua al espacio?

Todo ello falsedades y habladurías. Tras años de estudio, Monifate se halla en posición de dar una explicación concreta, precisa e irrefutable de a dónde va toda el agua cuando se tira de la cadena.

Va a Australia.

Incluso si tiras de la cadena en Australia, el agua va de vuelta a otra parte de Australia.

Así es como se formó el océano Pacífico.

De modo que, recordad: cada vez que tiren de la cadena están dándole a los piratas chinos un lugar en el que vivir y trabajar.

Si desean mandarnos hatemail al respecto, recuerden que pueden hacerlo en nuestras cuentas de correo, Twitter o G+ y los comentarios.