1 jul. 2018

Resumen de junio de 2018

¿Cómo va eso, monifanáticos? ¿Mola "monifanáticos"? ¿Es algo que podamos llamaros sin que nos denunciéis? Digamos que no...

Junio ya se nos acaba y con él otro mes especial que dedicamos en esta casa a la música. A tal efecto, lo hemos celebrado con varios artículos al respecto como una guía de cómo convertirse en una ídol japonesa en cuatro sencillos pasos y noticias relacionadas como la de un bajista que invoca por accidente a Satanás o, más brutal aún, sobre expertos en teoría musical horrorizados al oír música por primera vez. Desde luego ha sido un mes movidito en el panorama musical.

Y continuamos con otros programas regulares, como publicar nuestros let's play de La Busqüeda, el peor RPG de la historia, nominado por nosotros mismos. Este mes hemos tenido la entrega número 14: Hurryday.

Y no ha venido sola, la acompañan la cuadragésimo octava entrega del diccionario monifático, donde podréis culturizaros de manera extrema con nuestras bolabras, y el horóscopo del mes de grunio en el que podréis conocer vuestro futuuuuuro pasaaaaado, porque, bueno, se publicó hace semanas.

No dejéis tampoco de echar un ojo a nuestro Avance de proyectos, donde os hablamos de cosas chulas como Sukero City. En serio, tenemos una lista de todo el que entra en la entrada a leerla, una lista en la que os gustaría estar... O no, no es como si la completa aniquilación del universo vaya a dejaros escapar ni nada.

Y así ha sido nuestro mes de junio. ¿Qué tal el vuestro? ¿Cuáles son vuestras expectativas para julio, nuestro mes de Japón? No dudéis en mandarnos hatemail a los comentarios o nuestras cuentas de correo, G+ y Twitter. ¡Nos vemos en la próxima!