26 feb. 2018

Las pirámides eran en realidad edificios de oficinas

Los arqueólogos de la Universidad Complutense de Matalosperros han dado un comunicado de última hora en el que nos revelan una noticia impactante: las pirámides de Egipto eran edificios de oficinas.

Con sus decenas de metros de alto y su característica capa de sangre y fuego que poco a poco se ha ido disipando, estos antiguos documentos fueron en su momento confundidos por mausoleos en los que los antiguos egipcios enterraban a sus faraones. Esta teoría, sin embargo, ha quedado obsoleta al descubrirse en las pirámides varias cajas con grapadoras de oro, una especie de máquina de escribir antigua (de oro también) y lo que parece ser una máquina expendedora de leche de burra.

Intrigados por el significado de la habitual presencia de restos momificados de distintos faraones en estos peculiares edificios de oficinas, hemos preguntado a Guillermo Pereláñez, líder de la excavación. "Según el sistema de clases del antiguo Egipto, la única persona que podía ser tu jefe era el faraón. Eso, por mucho que se diga del ojo de Horus, pues muy evidentemente es imposible. Así que lo que se solía hacer era poner las momias de antiguos dirigentes en las pirámides para que organizaran las distintas oficinas. Como la burocracia del antiguo Egipto era increíblemente intrincada y caótica, parece que esto era suficiente como para mantenerlos trabajando. Bueno, eso y el miedo a ser maldecidos por el antiguo faraón", nos comentaba Pereláñez.

Se desconoce qué clase de trabajos se llevaban a cabo en estas oficinas, pero la hipótesis del Pereláñez es que la mayoría eran puestos ficticios para justificar los derroches del gobierno a la hora de entrenar escribas. "Los faraones eran bastante partidarios de tener tantos escribas como fuera posible, para que siempre hubiese alguien cerca que inmortalizara lo que se les había ocurrido después de despertar o mientras hacían de vientre. La cosa probablemente llegó a un punto en el que no podía sostenerse, así que hicieron edificios para meter el exceso de escribas y que no tuviesen tiempo para ir por ahí haciendo uso de su habilidad para escribir para hacer grafitis en jeroglíficos.".