31 ene. 2018

Corea desarrolla armas de paz masiva

La comunidad internacional muestra su desconcierto ante el último reporte Pyongyang. El pasado martes salieron desde la Torre Juche (la famosa torre maligna situada en la capital de Corea del Norte) varios contenedores cargados de tecnología experimental.

Las autoridades informaron con las habituales fanfarrias y alardeos que se trataban de “armas de paz masiva” que llevarían a los coreanos a una nueva era de paz y prosperidad. Entre el armamento desarrollado se encontraban piezas que han sido descritas como bombas de comida, lanzaabrazos, drones repartidores de caramelos y cañones de agua potable, así como un aparato capaz de producir energía eléctrica a base de explosiones.

Las armas se presentaron ante miles de coreanos, extáticos ante el despliegue del poder coreano y las nuevas posibilidades humanitarias que estos inventos presentan.

No obstante, otros miembros de la comunidad internacional no están tan seguros las intenciones del gobierno norcoreano. Andorra ha denunciado el lado oscuro de estas armas como, por ejemplo que los cañones de agua tienen un modo [water cutter, que los caramelos que dejan caer los drones van a velocidades mortíferas, que los lanzaabrazos pueden estrangular y que bombas de comida te hacen explotar de sobrealimentación.

Por no decir que sus planes para hacer que regiones enteras huelan a pino no es más que una tapadera para el desarrollo de armas químicas. Aunque parece que realmente también sirven como ambientador.

El resto de la comunidad internacional ha reconocido que sí, que es posible que todo sea un intento de crear más armamento camuflado como altruismo y propaganda, pero que, eh, al menos no son malditas armas nucleares. Antoni Martí, actual presidente de Andorra, afirma que mantendrá su posición y que se asegurará de tener listos los misiles nucleares en caso de que la cosa vaya a más.