13 oct. 2017

La radiación producida por el blanco nuclear produce cáncer

Un caso inaudito en un hospital ha hecho saltar todas las alarmas: una mujer que ha trabajado de misionera en Países del Norte durante años, estando expuesta a cientos de personas sin broncear, ha sido diagnosticada con un tumor en la piel.

Las autoridades de Himandia recomiendan mantener el pánico y mantenerse distraídos. Y añaden que, “aunque los últimos informes no son concluyentes, la piel demasiado blanca produce indudablemente cáncer y todo el mundo debería poner los medios para mantenerse alejados de aquellos que la tengan”, declaraba el portavoz del ministerio de sanidad en una rueda de presa, y recomendaba a los portadores del mal acudir cuanto antes a un centro de bronceado.

En esa misma rueda de prensa el portavoz ha negado que todo esto sea una estratagema por la que, derribando dos pájaros de un tiro, alejarían la atención pública de los casos de corrupción galopante y, por otra parte, potenciaría el turismo de playa desde países del norte con alto poder adquisitivo.

El portavoz también aseguró que se estaban tomando medidas: la policía nacional ha recibido órdenes de incautar detergente, blanqueador dental y albinos con pinta sospechosa. Ya han tenido lugar algunos incidentes cuando uno de los albinos intentó evitar que se lo llevaran exhibiendo una bandera blanca, que, dada la especial situación, fue identificada como un arma por los agentes.

"Esa supuesta bandera un arma mortal a largo plazo, la actuación de las fuerzas del orden fue correcta y ajustada a la situación", comunicaba el ministerio de Interior en su cuenta de Twitter.

Numerosos pueblos del sur están haciendo alijo de toda la pintura que pueden encontrar para desencalar sus casas, diversos tertulianos han comenzado a recomendar bicarbonato con colorante para combatir el cáncer, y algunos gobiernos regionales ha encargado un suministro de biombos de seda para cuarenta años, para poder esconder a gente especialmente pálida tras ellos. Gasto que, aseguran, “está totalmente justificado de cara al futuro”.

Steven Falkings, el experto en física con un físico de infarto, ha declarado que "está en el caso", estudiando si la luz negra que emiten los “inmigrantes afroamericanos subsaharianos” puede contrarrestar el efecto nocivo del blanco nuclear "porque la física tiene mierdas así a veces", según declaraba, tras lo cual puso rumbo a toda velocidad hacia el sur en su utilitario.

Pero, M.K., informadora privilegiada de esta casa, ha asegurado que a pesar de todo, en estos momentos de crisis es necesario detenernos por un momento y pensar, ¿debería empezar ya a vandalizar, saquear y asesinar a mis vecinos y congelarlos para comérmelos luego? La respuesta es sí, definitivamente. Y nosotros confiamos en su consejo.

Pero puede que tú, estimado lector, no estés de acuerdo. Si es el caso, envíanos hatemail a nuestra cuenta de correo, twitter o G+ con tu opinión al respecto y no dudes en incluir tu dirección real para que podamos discutirlo en persona como seres humanos racionales.