13 jun. 2017

Avance de proyectos - 21

Entre que ha pasado demasiado poco tiempo desde el último avance de proyectos, que seguimos ocupados con Criaturas del Vacío Celeste y que tanto Kha como yo tenemos trabajos, no hemos podido hacer más que lo que véis.

Lo cual es una excusa como cualquier otra para salirnos por la tangente y hablar de cosas que no solemos mencionar y que podrían salir a colación en cualquier momento y sin previo aviso.

Lo que significa ser una asociación

Convertirnos una asociación cultural es probablemente uno de los cambios más radicales que hemos pegado en Monifate en cuanto a lo que a posibilidades se refiere. Ahora podemos, entre otras cosas, vender productos y contratar gente. Por supuesto, esto no es una empresa, así que no podemos distribuirnos los beneficios; pero la verdad es que, a efectos prácticos, no nos importa mucho. La simple posibilidad de llevar a cabo proyectos grandes sin perder dinero paga por sí misma.

Claro que hay otras ramificaciones. Una de ellas es que podríamos ser elegibles para subvenciones a asociaciones culturales. Obviamente, no nos van a lanzar dinero por publicar cosas, pero hay algún que otro proyecto que se nos ha pasado por la cabeza que podría ser compatible con este tipo de ayudas.

Por ejemplo, en su momento sugerimos la idea de hacer concursos de relatos, y es algo que podríamos hacer si nos pueden financiar total o parcialmente los premios. De hecho, tenemos desde hace bastante tiempo una idea de concurso muy especial que nos gustaría llevar a cabo en algún momento. Es una de esas cosas que no puedes morirte tranquilo sin hacerlas.

A partir de ahí, realmente, el cielo es el límite. Si en algún momento sabemos de alguna subvención para financiar algún tipo de evento específico que se alinee con nuestros intereses (como, yo qué sé, una convención de asociaciones nucleares para la completa aniquilación del universo) y no estamos hasta arriba de trabajo (como es el caso), probablemente nos apuntemos a ver qué pasa. A estas alturas ya estamos bastante curados de espanto con trámites burocráticos, así que tragamos lo que nos echen.

Propósitos de año nuevo: Porquémon Edición Tungsteno y Edición Wolframio

Como cada mes, os comentamos uno de nuestros propósitos de año nuevo de los que, como recordaréis, mitad son ciertos y mitad son cosas que nunca haremos. Porque somos así de agradables.

Estos dos juegos son, como podéis imaginar, parodias de Star Fox 64 Pokémon. Este es en realidad un proyecto muy antiguo (está aquí casi desde el principio de Monifate), y ha ido pasando por muchas fases. Al principio iba a ser una hack rom de un juego de pokémon de la tercera generación (del Esmeralda específicamente), solo con cambios en la historia y las localizaciones, manteniendo los pokémon originales.

Con el tiempo, sin embargo, nos dimos cuenta de dos cosas. La primera es que hacer una hack rom podría no ser realmente interesante: el juego original tiene bastantes limitaciones, podíamos meternos en problemas legales por promover la obtención ilegal de roms del juego y realmente podíamos arreglárnoslas con scripts creados para programas de diseño de videojuegos gratuitos.

La segunda cosa de la que nos dimos cuenta es que nos estábamos perdiendo un universo de posibilidades no creando nuestros propios pokémon porquémon, con sus propios ataques, sus tipos y sus líneas evolutivas. Así que ahora tenemos ataques tan pintorescos como "piragua", tipos como "carne" o "mascota" y criaturas como un caracol al que le gusta el heavy metal.

Y eso es todo por hoy. Recordad que nos podéis mandar hatemail a nuestro correo, G+, twitter y los comentarios.