19 mar. 2017

Día del padre 2017

Fuente
¡Feliz día del padre a todos! Como es costumbre por estos lares, el día del padre no se lo dedicamos a nuestros padres, sino al Padrino, el perro mafioso con sobrepeso que es una de nuestras mascotas y amos. Para conmemorar esta ocasión, hoy os hablaremos de los rufianes canes hampones del Padrino.

Solo os hablaremos de algunos cuantos perros notables de las docenas de cánidos que forman parte de “la familia” del Padrino, y aun con eso no os daremos muchos detalles, pues todos ellos son criminales buscados por el FBI y la interpol y no queremos que vengan a interrogarmos. Solo os daremos unos detalles menores para que sepáis por qué debéis respetarlos y temerlos, y daros motivos para que tengáis siempre a mano golosinas caninas por si acaso os encontráis con ellos.

Reyertín y Roetobillos

Estos dos pequeños hermanos aparecieron en su día en el poema épico-festivo El día en el que el padrino robó la Dadiván en Isla Tortuga descritos tal que así:
Los hermanos Roetobillo y Reyertín
tan bajos que caben en un calcetín.
 Y aunque bien pueda ser una exageración poética, ciertamente son dos perros sin raza bastante pequeños, pero no por eso menos terribles. Además de tener dientes afilados como agujas y zarpas como bisturíes, su fortaleza reside en su amor fraternal y camaradería, y el ser capaces de ser lanzados a una distancia considerable sobre los enemigos como una pelota peluda llena de muerte.

Además, su reducida talla les permite infiltrarse en los lugares más inusitados para llevar a cabo su trabajo como sicarios. Los enemigos del Padrino harán bien en mirar el wáter dos veces antes de sentarse. 

Trivia: les encantan las ratas.


Ladraabejas

¿Sabéis qué es más terrible que un perro con abejas en la boca que dispara abejas al ladrar? Un bichón maltés con abejas en la boca que dispara abejas al ladrar. Nadie se espera que un perrito pequeño y juguetón se haya comido un panal entero y vaya soltando abejas como si fuese una máquina expendedora de dolor.

Pero sin embargo, es el único perro en las filas del Padrino que podría hacer eso. Los bichones malteses son tan dóciles que su sistema digestivo es incapaz de dañar las abejas que se traga, así que simplemente siguen con vida ahí dentro.

El Padrino lo suele usar como espía, porque es que simplemente nadie se puede esperar que una cosita así pueda causarte un shock anafiláctico. 

Trivia: Es el que más alto salta de todos los perros del Padrino. Nadie sabe exactamente cómo, pero se especula que las abejas le ayudan a mantenerse en el aire volando hacia arriba dentro de él.


Chocolate, Vainilla y Muerte

Un trío de perros de aguas llamados así por los famosos sabores de helado y la muerte, dado que son respectivamente, marrón, blanco y negro. Su sed de sangre solo es superada por su capacidad natatoria, por lo que son una pieza clave en las fuerzas anfibias de Filippo, muy importantes si tus enemigos habituales son piratas y peces. No obstante, es bien sabido que Muerte se ha vuelto algo menos sanguinaria después de ser mamá y está pensando en retirarse. Vainilla en cambio sigue siendo una mala perra. 

Trivia: su relación con Perro Tropiezo es hasta la fecha desconocida.


Biolento y Ajresivo

Estos dos hermanos son producto de sendos experimentos de ingeniería genética, a cada cual más malvado. Biolento fue diseñado de tal forma que su cerebro canino pudiese procesar su entorno como si estuviese a cámara lenta. Ajresivo, por su parte, desprende un olor similar al del ajo, lo cual puede causar hambre o asco en sus enemigos dependiendo de su disposición con respecto a este condimento. Ambos forman parte del equipo de defensa contra vampiros, cosa que ha resultado ser más útil de lo que en un primer momento cabiese sospechar.

Trivia: Biolento es fisiológicamente incapaz de no perseguir un coche si pasa por cerca de él. Ajresivo se baña a menudo en las ollas en las que se hacen los guisos para los perros para impregnarlos de su peculiar sabor.


Su Excelencia el Duque de Comillovilla

No es su apodo, es realmente el Duque de Colmillovilla, en Huesca. Es un pequeño municipio habitado solo por perros que sirve como uno de los principales centros de reclutamiento y entrenamiento de perros para formar parte de la nefasta cuadrilla del Padrino. El Duque apenas ejerce como regente y deja que El Padrino y su equipo de administración se encarguen de las que serían sus obligaciones. Realmente es poco más que una marioneta en los juegos políticos de El Padrino, pero eso no quiere decir que no se lo pueda pasar bien igual. Le gusta jugar a coger la pelota y sacar la cabeza por la ventanilla.

Trivia: Duque no es solo su título, es también su nombre.


Licaón I, Licaón II y Licatrón

A pesar de que no son perros propiamente dichos, los licaones son cánidos que gozan de un especial favor por parte del Padrino y ya desde sus comienzos contaba con un gran número de ellos entre sus filas. Hoy en día aún mantiene tres pandillas de ellos dirigidas por estos tres, que son los únicos que tienen nombre. Licatrón era conocido como Licaón III antes de que sufriera un terrible accidente en el que se cayó sobre numerosas balas mientras llevaba a cabo acciones totalmente legales; por suerte no sucumbió a las heridas y el médico privado de la banda pudo sustituir 70% de su cuerpo por partes robóticas. Ahora tiene un culo robótico tan sexy que sería un crimen que llevara pantalones. Claro que tampoco iba a llevar pantalones aunque no lo fuera, es un licaón.

Trivia: la leyenda dice que eran tres terribles hermanos convertidos en animal por Zeus tras comerse más bebés de la cuenta. Eso no los detuvo.


Barkzilla

A diferencia de otros miembros de la banda del Padrino, Barkzilla no está corrupto hasta la médula con la infección que es la más abyecta maldad, solo es un perro anfibio de cuarenta metros de altura cuyo ladrido emite aire tan caliente que todo lo que está en su camino arde que se siente muy solo. Después de que todos sus amigos fueran destruidos en un experimento nuclear y él mutara horriblemente solo el Padrino lo aceptó tal y como era y, a cambio, ahora destruye cosas en su nombre. Todo el mundo gana. ¿Pero es posible que él no esté de acuerdo y se esté planteando si el hecho de que el Padrino le acogiera en su momento de necesidad no sea justificación para causar sufrimiento a personas que no le han hecho nada?

Trivia: es jodidamente grande.


Mostrenco irlandés

Es el último superviviente de la raza del mismo nombre después de que todos sus hermanos y familiares cercanos muriesen en el gran incendio de la fábrica de whisky de O’Doggell. Mide dos metros y medio, tiene cara de malas pulgas y es capaz de encontrar oro con su fino olfato. El Padrino lo utiliza para aumentar su capital y para la intimidación, porque a pesar de que es un perro bastante asustadizo y tímido sigue midiendo dos metros, así que la gente normalmente no se acerca a él.

Trivia: El whisky le provoca estrés post-traumático, pero no puede dejar de beberlo.


Astracán

Este ex-kosmonauta soviético debe su nombre artístico a su ciudad natal de Astrakan. Después de que lo licenciaran tras numerosas misiones en el espacio, se vio arrastrado a la mala vida y se unió a la mafia rusa canina. No obstante, la abandonó cuando descubrió que confabulaba con el propio gobierno ruso para asesinarlo en secreto y evitar que siguiera manchando sus relaciones públicas. No obstante, sabía que huir del país no sería suficiente y que solo uniéndose a la poderosa organización del Padrino lograría algún tipo de seguridad real. Hoy en día es uno de sus principales managers en el departamento de extorsión con extrema violencia.

Trivia: Laika git gud.


Por supuesto, estos no son los únicos perros de la cuadrilla del padrino. Ya os hablaremos en otra ocasión de canes tan distinguidos como Guardacercas, Matacarteros o Hura-cán.

¿No os sentís seguros ahora que os hemos hablado de estos perros mafiosos? Enviadnos hatemail a nuestro correo, G+, Twitter y explicádnoslo.