14 feb. 2017

Avance de proyectos - 17

Parece que seguimos con fuerza el año. A ver cuánto tardamos en toparnos con problemas mayores que paralicen nuestro trabajo durante meses. Sin ir más lejos, ¡yo podría estar incubando la varicela! Pero en fin, dejémonos de providencia y vayamos a lo que verdaderamente importa.

Guía de escritura

Tal y como anunciábamos el mes pasado, estamos haciendo una guía de escritura creativa que sacaremos en vídeo. El primer episodio ya está prácticamente listo, pero no empezaremos a publicar nada hasta que tengamos como mínimo dos o tres listos porque pensamos publicarlos como mínimo mensualmente y uno nunca sabe cuándo va a tener un aneurisma zombi o un accidente de aviación con piratas del aire.

Por ahora no tenemos fecha de salida para el primer episodio. Trataremos publicarlo antes de que termine el mes, pero es mejor no decir nada claro (no vayamos a perder la costumbre). Pero para que no se quede la cosa así, aquí tenéis una lista con los nombres provisionales de los cinco primeros capítulos de la guía. Están con colorines porque decidimos colorearlos según tema para entendernos mejor y porque por qué no.

Propósitos de año nuevo - El Internado del Surf

Y, una vez más (y un año más), os presentamos en detalle los propósitos que hicimos en año nuevo sobre proyectos en los que trabajaríamos en este año. Como sabréis si lo habéis leído, tres de estos propósitos son reales y tres son cosas que nos hemos sacado de la manga y no vamos a hacer realmente.

Esta vez hablaremos de El Internado del Surf, una idea con mucha solera. Se le ocurrió en su momento a un antiguo miembro de Monifate que se hacía llamar Verdurel-o (wow, deep lore) y desde entonces la idea ha ido dando bandazos hasta que decidimos adaptarla a webcomic (al principio iba a ser una serie de cortos de imagen real).

La historia trata de las aventuras de un vampiro adolescente llamado Billy Summers en el Real Instituto de Estudios Surfísticos, que es a la vez un instituto y una escuela de formación de surf acrobático. Todos los profesores y los alumnos son surfistas, y todas las materias (incluso las teóricas, como física cuántica) están adaptadas a su uso práctico en el surf.

Billy tiene que superar todos los retos que se le presentan como vampiro surfista, pues no puede revelar su condición sin enfadar a su familia pero tiene que estar constantemente haciendo surf bajo el abrasador sol de California. Además, descubre que la chica que le gusta es secretamente una mujer lobo, lo cual puede traerle problemas familiares si se enteran. Más adelante hay también zombis franquistas revividos mediante homeopatía.

Es, en pocas palabras, una historia completa y absolutamente cheesy y con una esencia ochentera tan patente que con solo leerla se te carda el pelo. Es verdad, nos ha pasado un par de veces.

Y eso es todo por ahora. Recibiremos de buen gusto el hatemail relativo a la posible falsedad de la información previamente aportada en nuestro correo, G+, twitter o los comentarios.

0 comentos:

Publicar un comentario

Deja un comento, payo.