31 ene. 2017

Nueva Orwellia celebra sus decimonovenos Juegos de la Paz

Hoy, 17 de Fembierno, la República Utópica de Nueva Orwellia inicia, como cada lustro, la celebración de los decimonovenos Juegos de la Paz. La organización estima que en esta ocasión, el número total de muertes accidentales ascenderá a 200 000, un 2% más que hace cinco años.

La organización ha decidido readaptar las reglas de algunas de las disciplinas para que se ajusten a los nuevos cánones de eugenesia. Por ejemplo, las canastas de baloncesto serán dos metros más altas para asegurarse de que todos los jugadores necesitan lanzar la pelota, y las dianas en las pruebas de tiro al blanco serán alejadas un kilómetro más.

Se estima que para cuando la siguiente generación de participantes eugenésicos (la que sería la sexta) empiece a participar en los juegos, los ajustes a realizar en los reglamentos de todas las disciplinas podrían llegar a ser el doble que lo que podemos ver en esta edición.

Como es costumbre, este año podremos ver, aparte de las disciplinas deportivas habituales en otras competiciones multidisciplinares, algunas propias de los Juegos de la paz como “mata al disidente”, “anexión territorial” (una prueba para ocupar parte de países vecinos que dura varios días), “gloria al Glorioso Líder” o “resistencia a gases tóxicos”, cuyos ganadores a menudo se usan como sujetos de estudio para demostrar que la concentración de polución en el país es totalmente segura.

Los ganadores de estas pruebas se irán a casa con hermosos mangos, la fruta con más poder de Cristo conocida y muestra del afecto y aprecio del Glorioso Líder. Los perdedores en cambio irán a las Rondas de Superharmonía: es decir, serán abandonados en un páramo nuclear y no serán rescatados hasta que solo quede vivo uno de ellos, que será igualmente colmado de mangos.

En estas rondas también se suele incluir como participantes a gente de la población general escogida al azar para darle chispa. A pesar de que el gobierno de Nueva Orwellia ha sido acusado de amañar su lotería para enviar ingentes cantidades de presos políticos para que mueran en las Rondas y luego poder cosechar sus órganos, el Glorioso Líder en persona lo desmiente. No obstante, las fuentes de ingresos de sus violentas Fuerzas de Paz y Harmonía no están nada claras...

Paralelamente, este año se celebrarán las primeras Purgas Oficiales de Amor y Gloria al Líder. Esta nueva competición consistirá en el cierre de las oficinas de los funcionarios de menor rango durante un día entero en el que toda clase de crímenes que cometan será perdonado. La administración recuerda a los participantes que cuantos menos salgan vivos de esta prueba, más posibilidades de ascenso tendrán los que sobrevivan por simple matemática.

Otra novedad de esta edición será la ausencia de intervención internacional para la prevención de la realización de este evento. Las Naciones Unidas declararán inválida cualquier denuncia de crímenes contra la humanidad que tengan lugar en Nueva Orwellia durante la celebración de los juegos. Ante esta medida, Guillermo Jeremíez, secretario del departamento de chanchullos, declara que la normativa ha sido aprobada por unanimidad y que no ha habido ninguna clase de soborno de ningún tipo.