22 nov. 2016

Guía para la bida en el Apocalipsis Más Aburrido de la Historia - 8

24 - Organiza tu banda de supervivientes
"Ánimo, tú también puedes conseguirlo".
¿Preocupado por que la parte más dura del apocalipsis más aburrido de la historia llegue mucho antes de lo que te esperas? No te preocupes: te explicamos qué hacer para que tú y tus compañeros supervivientes podáis mantener una sana dinámica de trabajo en equipo que os permita sobrevivir al día a día del yermo.

Paso 24.1: establécete como el líder
Asegúrate de dejar clara la jerarquía dándole a alguien en los morros antes de que puedan replicar. Un golpe de mano rápido será la clave para que nadie ponga en duda tu autoridad en los primeros estadios cuando aún es especialmente vulnerable y te queda mucho por hacer. Además, estas demostraciones de violencia iniciales establecerán el clima de confianza y comunicación que deseas en el futuro para tu equipo.

Paso 24.2: acapara
Hazte cuanto antes con todos los recursos disponibles y los medios de violencia (no solo armas, como veremos en el siguiente punto) a fin de que tu autoridad no solo sea justa sino también necesaria: distribúyelos de forma tiránica, empleándolos para favorecer a los que te son más leales y debilitar a tus posibles detractores.

Paso 24.3: busca ayuda
Para mantener tu posición te será necesario mantener una sana casta de servidores leales y fuertes dispuestos a matar y morir por ti, de forma que mantengan orden dentro del grupo. Tú no puedes estar en todas partes, así que más tarde o más temprano tendrás que delegar en secuaces crueles, violentos y mentalmente inestables para que tu opresivo gobierno global parezca bueno en comparación. Pero esto no se va a mantener solo con prebendas e intimidación, también necesitarás una buena dosis de carisma...

Paso 24.4: las apariencias lo son todo
Toma ejemplo de grandes estadistas del pasado y consigue un nombre y apariencia que impongan: Humungus, Tía Ama, Inmortan Joe o Raoh son grandes referentes en este aspecto.

Paso 24.5: comunicación
Comunícate de forma abierta, honesta y respetuosa desde una especie de podio construido con los huesos de tus enemigos o algo por lo menos igual de malrollero. Un espectáculo lo bastante terrible dejará claro a tus compañeros que no estás abierto a sugerencias, mucho menos a que te lleven la contraria, y que las consecuencias de hacerlo pueden ser fatales. Lo cual nos lleva al siguiente punto...

Paso 24.6: oprime
Aplasta cualquier brote de creatividad, innovación o diferentes puntos de vista: son el veneno que pudrirá tu nuevo régimen. Grandes regímenes de ayer y hoy han probado esto especialmente efectivo.

Paso 24.7: mantén un clima de confianza

Esta es la consecuencia natural del paso anterior: a fin de que nadie se salga de la línea mantén estrictos controles y no dudes en construir instalaciones de contención tan pronto como te sea posible, a no ser que las cosas te vayan espectacularmente bien, se amortizarán antes de lo que crees. Establecer un sistema de espionaje interno, policía secreta e instaurar las vías adecuadas para que tus compañeros denuncien a sus iguales son también grandes estrategias que puedes implementar con el tiempo en tu equipo, incluso con los medios limitados que permite el Apocalipsis más aburrido de la historia.

Paso 24.8: motivación
Asegúrate de que todos comprenden las metas y están dedicados a conseguirlas, los látigos ayudan.

Paso 24.9: trabajo, trabajo, trabajo
Esto es vital: mantenlos trabajando tanto que no tengan fuerzas para rebelarse. Distribuye las tareas de forma racional acorde a esto. La carga de trabajo es otro recurso que puedes emplear para cimentar tu autoridad y la lealtad de tus adeptos.

Pero esto no es todo, siempre hay que seguir formándose: aprende técnicas de trabajo en equipo y motivación de cualquier libro que puedas rescatar de bibliotecas o librerías en ruinas. Y si se os ocurren más trucos para mantener a esas ovejas bípedas trabajando para vosotros no dudéis en compartirlos con nosotros en los comentarios de esta entrada o mandando hatemail a nuestras cuentas de correo, twitter o G+. ¡Mucha suerte ahí fuera!

PARTES DE LA GUÍA