20 dic. 2015

Materializando Sukero City y Criaturas del Vacío Celeste - 11

Fuente
Saludos, monifatenautas roleros, bienvenidos un mes más al Complejo Unicornio, donde desarrollamos los productos de rol de Monifate. Este mes, para variar no ha pasado nada horrible aún porque a) el recuento de los votos no ha acabado y b) es dadiván y todo es fantástico en dadiván, especialmente el consumismo galopante, por el que todos damos las gracias.

Empezamos con Sukero City (ya sabéis ese juego de rol sobre chicas monas que resuelven horribles crímenes metanaturales en el futuro cercano).

Os debemos un actual play para demostrar que seguimos probando el sistema (aunque no sé qué demuestran cuando bien podríamos estar inventándonoslos... :D...), pero estamos esperando a que acabe un arco de la campaña que se está alargando un poco. De todas formas, debería estar pronto.

Por otra parte, seguimos hablando de los arquetipos de Sukero City y ya hemos publicado el 3, con lo que ya llevamos la mitad de los que pensamos publicar, dando un total de doce. Los otros doce de los veinticuatro totales permanecerán en un ligero velo de misterio por ahora. Así hacemos las cosas en Monifate.

Hablando de grandes revelaciones, estad atentos al blog del paladín porque uno de estos días antes de que acabe el año publicaremos una actualización del Exciting Hyper Highspeed Engine, el sistema que usa Sukero City. Después de un año desde la última que ha sido de intensa escritura y testeo, el sistema está mucho más cerrado y solo hay que negociar los detalles. ¡Pero el demonio está en los detalles!

De hecho hace ya un tiempo que nuestros esfuerzos escribiles no se centran tanto en cuestiones de sistema como la parte del director, que incluye tanto consejos puros y duros para dirigir como material importante como el bestiario-PNJario o el inventario.

Ahora mismo estamos en proceso con el divario, una sección del capítulo de PNJs donde se describen en general algunos ejemplos de dioses con los que los personajes pueden interactuar y su intervención en la ciudad. ¿A dónde iríamos sin saber qué podría pintar un santuario a Isis en GardenviewAcademy?

Y esta es en realidad la última parte del capítulo de PNJs, tras lo cual podemos meter las manos hasta el codo en el de inventario. Creo que este capítulo puede resumirse bastante bien en una nota que tengo puesta por ahí que reza «añade también armaduras medievales PORQUE NUNCA SE SABE» y describe el trabajo que se ha hecho en estos capítulos «de material» y el libro en general. El sistema de Sukero City es simple y abierto, podrías adaptar casi cualquier cosa con las cuatro reglas básicas que tiene, pero, eh, siempre es bueno que el autor te ahorre algo de tiempo.

Pero además, el hecho de que haya una armadura medieval al lado del kevlar y los generadores de fuerza dice bastante de la ambientación implícita y cumple el viejo dicho de «muestra, no cuentes». Sukero City como juego es muy así, la ambientación está desperdigada por todo el manual como si la hubiéramos hecho explotar con una granada y en buena medida son sugerencias para tu Sukero City.

Por otra parte, acerca de Criaturas del Vacío Celeste (nuestro bestiario especializado en criaturas voladoras y archipiélagos flotantes) también hay cosas que decir.

Por una parte, publicamos el Tigre de nubes, un bicho que consideramos bastante emblemático del manual y nos gusta bastante por su descripción: «un ukiyo-e que quiere matarte». Fantástico. Echadle un buen ojo porque, a diferencia de las anteriores como el aerosilisco o el gólem de viento esta la hemos publicado con características para que os hagáis más o menos una idea de cómo irá la cosa tanto en lo que se refiere a D&D como a FAE.

La revisión sigue viento en popa (¡ya vamos por la H!) y hemos hecho compromiso firme de empezar a preguntar a artistas y, en general, hacer cuentas para saber por cuánto nos va a salir la broma. Obviamente no habrá forma realista de sacarlo si no es por crowdfunding, lo que imagino que no será una sorpresa para nadie, ni siquiera aquellos para los que no se lo hayamos dicho directamente. No podemos dar fechas, pero esperamos que sea muy pronto.

Por otra parte, va siendo hora de volver a trabajar en la maquetación y darle un mejor acabado a los prototipos que tenemos por ahí tirados, riéndose de nosotros. El mes que viene os enseñaremos algo de esto, palabrita.

Con esa promesa os dejamos y movemos nuestras manos en gesto de despedida mientras el ascensor gigante vuelve a hundirse en las profundidades del complejo. Quizá ya estemos tan abajo que no podáis oírnos, pero os dedicamos una feliz dadiván y que los dados siempre estén a vuestro favor. ¡Hasta pronto!