22 nov. 2015

Materializando Sukero City y Criaturas del Vacío Celeste - 10

Fuente
Saludos. El invierno nos ha llegado de pronto y probablemente no se debe a los horribles experimentos que llevamos a cabo en el Complejo Unicornio a varios kilómetros bajo tierra para desarrollar nuestro material rolero.

Material rolero del que, como es costumbre por estas fechas del mes, venimos a hablaros.

Hoy empezamos con Criaturas del Vacío Celeste (nuestro bestiario especializado en criaturas voladoras y archipiélagos flotantes).

Ya os decíamos la última vez que lo estábamos revisando. La última noticia que tuvo quien escribe estas letras es que llegados a la letra D ya había como 157 notas.

Os recordamos que en el blog del Paladín ya os pusimos un par de ejemplos de criaturas: el aerosilisco y el gólem de viento. Y en un par de días os pondremos otra criatura de ejemplo, el tigre de nubes, que nos gusta describir como "un ukiyo-e que quiere matarte".

Y seguimos con Sukero City (ya sabéis ese juego de rol sobre chicas monas que resuelven horribles crímenes metanaturales en el futuro cercano). Y tampoco este mes hemos parado con el testeo, como nos demuestra Natsuki aquí y aquí.

Aparte, os hemos hablado un poco más de las mecánicas de combate y arquetipos jugables como el brawler (you bastards!!!!) y la curandera alternativa.

Fuente
Y ya que estamos, aprovechamos para hablaros por aquí de otra de las cosas interesantes del sistema: cómo reproducir la aburrida vida diaria de otra persona.

Sukero City jugado tal cual es uno de esos juegos en los que hay que llevar una cuenta más o menos exhaustiva del tiempo para cosas como cuánto tiempo te queda para cumplir tus objetivos, cuánto tardas en llegar a tal sitio en metro o cuánto te falta para morir después de que te dispararan en el estómago.

Y, por supuesto, nunca hay tiempo para hacerlo todo: tienes que tener en cuenta las horas que dedicas a ir al colegio o al trabajo (バイト!) y a dormir y hay consecuencias por no hacerlo. Las que cabría esperar: te suspenden o te despiden o, si no duermes, recibes penalizadores a todas las tiradas.

Y, una vez hemos salvado esos escollos, se nos abren una serie de opciones de ocio como practicar tus aficiones (que, si recordamos, suplen a las habilidades en este juego).

También entrenar, investigar o fabricar cosas, que siguen procesos relativamente parecido en los que hay que dedicarles un número determinado de horas para conseguir resultados, con la posibilidad de encontrar problemas en el proceso (que generalmente darían lugar a pequeñas aventuras) o hacer tiradas de Alma (el atributo que entre otras cosas representa la voluntad) para poder trabajar más en el mismo tiempo.

Por último, el otro apartado que cubre esta parte del manual (que de momento es el capítulo 10) es cómo conseguir y mantener fama. Porque no se puede hacer un juego de... esto sin estrellas adolescentes; especialmente si tu arquetipo es idol.

Esto y mucho más podréis verlo relativamente pronto en Criaturas del Vacío Celeste y Sukero City. De momento volvemos a las profundidades de la tierra para seguir trabajando en ellos. ¡Nos vemos el mes que viene!