7 may. 2015

La edad media es una fabricación de las multinacionales

Falsificación de una cosa medieval.
Nadie puede dibujar tan mal a propósito.
En efecto, señores, la Edad Media, desde el año 476 al 1500, ha sido una gran invención: no existe; y todos los eventos históricos acaecidos entre esas fechas han sido no mal datados, sino directamente inventados. Por supuesto esto no es del conocimiento general (después de todo seguramente pensabais que hasta hace un momento que la Edad Media existió) porque ha habido esfuerzos sistemáticos para encubrirlo.

Diversas multinacionales que producen productos de ocio como videojuegos, disfraces, miniaturas o libros; así como una gran cantidad de historiadores en paro, decidieron crear un sistema de datación totalmente falso y reescribir la historia inventando toda clase de figuras históricas, formas de arte nuevas y culturas entereas. Para esto, por supuesto, fue necesaria una masiva campaña de alteración o falsificación de pruebas documentales y físicas. Todos esos edificios "medievales" son de cartón piedra barato.

¿Pero con qué propósito? La respuesta a esa pregunta es obvia: necesitan la Edad Media para poder poner en el mercado sus productos. Al crear todo un trasfondo y familiarizar a la gente con él hasta el punto de que creyeran que era su propio pasado, resultaba mucho más fácil venderles el fruto de sus retorcidas y fantasiosas mentes. ¿Quién puede creerse que algo tan ridículo como las cruzadas ocurrió de verdad?

Imagen modificada para incluir a Carlomagno.
¿Y dónde están las pruebas?, os preguntaréis. Hombres y mujeres de poca fe. Está bien, os daré pruebas, solo para que comprobéis lo aplastantes que son. Si miráis cualquier edificio supuestamente medieval descubriréis que en realidad son burdas manipulaciones, así como cualquier otro artefacto de la época, hechos con papel maché o plástico de baja calidad.

Por otra parte, en realidad la Tierra tarda 365 días en dar la vuelta al sol, no 365.25 días. Los años bisiestos son una invención para ajustar nuestro calendario a sus dataciones falsas, perjudicando a una gran cantidad de personas nacidas el 29 de febrero en el proceso.

Por último, la prueba definitiva, es que aún estamos viviendo en el Imperio Romano. El opio del ocio pasivo ha hecho que no os deis cuenta, pero ya veréis cuando llegue el emperador exigiendo impuestos y garum.

Pero por supuesto diréis que esta teoría no tiene ni pies ni cabeza, que si realmente alguien se inventara más de mil años, prácticamente todo el mundo tendría que estar en el ajo y haría falta inventar todo tipo de mentiras a lo largo del mundo. Pero es que es así, dados los beneficios que reporta todos los gobiernos del mundo están en mayor o menor medida involucrados, incluso llegando al punto de manipular cada árbol para que la dendrocronología coincida con las fantasiosas idas de olla del lobby del ocio medieval.

Y son sin duda las organizacionse de los mercados medievales y las ferias renacentistas los principales impulsores de esta iniciativa, para mentener su lucrativo negocio año tras año. Desde aquí recomendamos un boicot total a ellos y a todos los productos relacionados hasta que la verdad sea desvelada, por amarga que sea.

0 comentos:

Publicar un comentario

Deja un comento, payo.