3 feb. 2015

Empleos del Futuro - 10

Hoy, en Empleos del Futuro os presentamos al

Restaurador de sobras

El restaurador de sobras es una profesión de reciente creación dada la creciente demanda de platos de alta calidad por gente incapaz de pagarlos. Estos profesionales de la gastronomía utilizan la materia prima más barata en el mundo de la cocina: las sobras; y los convierte de nuevo en obras de arte.

Los restauradores de sobras son en muchas ocasiones cocineros profesionales que se han tenido que adaptar a la reciente escasez de trabajo, pero no faltan los que provienen de barrios marginales y han tenido que aprender a cocinar cosas atropelladas para poder subsistir. La diferencia entre estas dos escuelas es tan grande que casi se podrían considerar oficios distintos, pero por comodidad los ponemos juntos. Un ejemplo de un plato estrella de uno de los primeros cocineros es "Decostrucción de tortilla de patatas del bar de Aparicio"; y un ejemplo de plato estrella de los segundos es "Ensaladilla rusa de ensaladillas variadas".

Esta forma de ganarse la vida tiene más que evidentes problemas; es muy complicado conseguir que una comida "de segunda mano" tenga un sabor ya no solo aceptable, sino también agradable y hasta exquisito en algunos casos. Muchos de estos restauradores recurren a métodos fáciles, como emplear subrepticiamente condimentos que enmascaren el sabor (especialmente ketchup, como es el caso de "paella con esencia dulce de tomate" o "tsunami de ketchup con patatas resecas") o simplemente tratar de conseguir las sobras de restaurantes de alto standing (lo cual suele salir más caro que ir al supermercado directamente, por lo cual este sistema no está especialmente extendido).

Los verdaderos expertos, sin embargo, son capaces de combinar sobras estropeadas por motivos dispares para hacer que sus defectos actúen como ventajas. La sopa después de unos días se vuelve ácida, y eso es un problema normalmente, pero no lo es si la usas como aliño de una ensalada. Por otra parte, cualquier alimento que se haya puesto amargo por exponerse a los elementos puede hacerse agridulce con la cantidad adecuada de azúcar.

Sea como sea, los restauradores de sobras se están volviendo una alternativa a tener cuenta. Si vas a hacer una celebración importante (como una boda, un bautizo o un golpe de estado) asegúrate de contratar a uno.

0 comentos:

Publicar un comentario

Deja un comento, payo.