11 ene. 2014

El Efecto SPOT

Hoy es un gran día. El cumpleaños de la persona autoproclamada como el ser humano más humilde del multiverso. El excelentísimo yo, Mel-o.

Podría contaros la genial historia de como hace cierto número de años llegué al mundo llorando y cubierto de sangre, forma en la probablemente algún día también me vaya. Pero no, prefiero hablaros de como una negligencia laboral se acabó convirtiendo en uno de los mayores fenómenos publicitarios a media-gran escala de nuestros tiempos.

Esta historia tuvo lugar en una carretera poco concurrida y vieja. Era tan vieja que ya se le habían despintado las rayas hace eones. El caso es que al aproximarse la época de elecciones, el alcalde del pueblo, llenó este de obras, para ganarse la simpatía de sus reincidentes votantes, siendo una de las obras elegidas la restauración de dicha carretera. Como se quería evitar el gastar mucho, se contrató a la empresa con el presupuesto más barato, la cual encargó la restauración de dicha carretera a sus más patanes obreros. Dichos obreros, cuando casi habían terminado con el trabajo, se dieron cuenta de que no tenían la plantilla para escribir "STOP" que hacía falta para una de las curvas. Ante dicha problemática decidieron escribirlo a mano con spray blanco. Pero el que se encargó de tal hazaña no había terminado ni la escuela primaria y no estaba poniendo nada de atención en lo que hacía. El caso es que cuando terminó, estalló una sonora carcajada entre sus compañeros al ver que había escrito "SPOT" por equivocación, pero como solo les pagaban por hacer su trabajo y no por hacerlo bien, lo dejaron tal cual.

Al cabo de unas semanas, la curiosa señal fue volviéndose más famosa, sobre todo gracias a Internet. Viendo esto, una pequeña empresa de publicidad, decidió ir a grabar un anuncio al lugar en donde estaba esa señal, al que denominaron como "PUNTO SPOT". El anuncio se hizo muy famoso y poco después múltiples compañías de publicidad fueron a hacer anuncios allí, lo cual solo trajo accidentes y desgracias, dado que el PUNTO SPOT se encontraba en una curva muy cerrada y ninguna de estas empresas se molestaba en pedir un permiso para grabar en una carretera poco concurrida; eso si, poco concurrida con anterioridad a su espontánea popularidad. Esto derivó en muchas muertes por atropellamiento entre las diversas empresas de publicidad que querían explotar sus 15 minutos de fama con el PUNTO SPOT.

En pocos meses el punto spot se había convertido en la principal atracción del pueblo y era destino de peregrinos que iban allí a sacarse fotos. Lo cual ahora era algo seguro debido a que habían cerrado la carretera para construir el "PARQUE DE ATRACCIONES SPOT". Por supuesto, otras ciudades en busca de atraer turistas también quisieron tener su "PUNTO SPOT" particular, así que contrataron a los mejores arquitectos del momento para que diseñasen señales de tráfico no correctas desde el punto de vista de la dgt. Esto ha derivado en multitud de manifestaciones artísticas conocidas, por ejemplo están las señales de "obligatorio adelantar", los semáforos que tienen una luz violeta o las famosas señales de "peligro, incendio". Curiosamente, aunque no llegan a la fama del "PUNTO SPOT" también han servido para atraer turismo. Y para elevar exponencialmente la proporción de accidentes de tráfico.

A día de hoy, se le han hecho ya cientos de entrevistas al obrero que escribió "SPOT" en lugar de "STOP", cosa que no es de extrañar, a día de hoy se le considera todo un vanguardista. En todas ellas, sus declaraciones han sido siempre las mismas "Yo solo soy un hombre normal que cumplía con las obligaciones de su trabajo lo mejor que podía, por favor, déjenme en paz".

Ahora solo nos queda plantearnos la siguinte pregunta. ¿Cuándo nos volverá a sorprender algún visionario anónimo con una obra de arte que sea capaz de marcar a toda una generación?

Y hasta aquí la historia de hoy, bueno, voy a ver si ya me han comenzado a salir canas o algo.

0 comentos:

Publicar un comentario

Deja un comento, payo.