14 may. 2013

Guía para la bida en el Apocalipsis Más Aburrido de la Historia - 2

9 - COME
Es vital no confundir
el liquidillo verde con flubber,
rico en nutrientes.
Estar vivo es conditio sine qua non para sobrevivir al aburrimiento, por eso será necesario que comas. Aparte de todo el entretenimiento que el mero uso de tu tracto digestivo de mamífero pueda proporcionarte en todas y cada una de sus etapas, el comer incluye toda una serie de actividades satélite que te mantendrán entretenido la leche de tiempo.

Para empezar debes procurarte comida. Ya deberías tener un buen montón de pipas como comentábamos en el consejo 5, pero como omnívoros, nos vemos obligados a comer de todo, de forma que pronto nos veremos obligados a procurarnos nutrientes por otras vías. Si aún hay un sistema organizado de compraventa de comestibles conocido como Mercadona, no tendrás mucho de qué preocuparte, pero de lo contrario las cosas se ponen feas. Trataremos esto en futuras entregas de la guía, pero de momento recuerda los consejos 1, 7 y 8. Vitales.

A la hora de cocinar, intenta hacerlo de la forma más barroca y complicada que puedas, de forma que te lleve tiempo suficiente para olvidar que no hay internet y nunca más volverá a haberlo. Si no lo consigues, llora hasta que se te pase y cómete la comida requemada.

10 - EMBORRÁCHATE
A pesar de los problemas que puedan deparar a la salud, las bebidas espirituosas son altamente latrónicas, de ahí que ardan fácilmente. Inducirte un estado de conciencia alterado hará que todo parezca más divertido y te ayudará a olvidar por un momento los horrores postapocalípticos que nos rodean y nos rodearán cuando los ancianitos más aburridos del mundo yerren por las calles contando batallitas de cuando hicieron la mili.

11 - JUEGA A JUEGOS DE MESA

Preferiblemente a aquellos a los que puedas jugar solo o, como mínimo, que no necesiten más de dos jugadores. Así podrás jugar contigo mismo, pero ten cuidado de no empezar a desarrollar cierto grado de esquizofrenia, a nadie le gustan los locos. Si empiezas a tener dudas, consulta el consejo 17.


Aquí encontrarás algunos juegos interesantes.

12 - LLAMA A UN VIEJO AMIGO

Si todos tus amigos ya han muerto de aburrimiento prueba a llamar a uno con el que no hayas hablado en un tiempo. En muchos casos esto puede llegar a una conversación interesante, darte pie a infinidad de bromas telefónica o incluso proporcionarte sexo. ¿Recuerdas el consejo 6? Pues arreando con la procreación.

13 - HAZ NUEVOS AMIGOS

De repente te has dado cuenta de que el paso anterior no es aplicable porque no tienes amigos, no pasa nada, hacerlos también te ayudará a matar el rato.

Simplemente no hagas lo que hace Yrión:






14 - STOP MOTION!

Coge una cámara, haz fotos de diversos condimentos y crea con ellas escenas de una historia de tu propia invención (para esto puede serte útil el consejo 10). Después simplemente tienes que conseguir un programa de edición de vídeos, montarlo todo y voi-là, esa apasionante historia de cómo el ketchup salió de su relación abusiva con la mayonesa para salir con la mostaza ha consumido horas de un tiempo precioso que podrías haber dedicado a algo útil. O no, estamos en el apocalipsis más aburrido de la historia, después de todo.


15 - Gasta bromas telefónicas

A veces una broma clásica es la mejor forma de iniciar una conversación telefónica con un viejo amigo, como ya decíamos. Prueba a conseguir el número de una línea erótica gay (si aun existen) y dáselo diciendo que dan cheques regalo a las primeras doscientas llamadas. Esta broma puede no salir tan bien si el amigo en cuestión es gay y/o en esa línea erótica realmente dan cheques regalo. Pero lo último es poco probable porque los cheques regalo molan y ya se habrán extinguido a esas alturas.

Trolea a esos sudamericanos que llaman a la hora de la siesta para venderte algo. Son tan poco latrónicos que probablemente ni el Apocalipsis Más Aburrido de la Historia pueda con ellos.

Por último, puedes dedicar tus energías a crear un aparato que te permita gastar bromas (o quizá no) a través del tiempo, un ejemplo.

16 - Consigue un tanque de helio.

Si el liquidillo verde aún no ha consumido tan noble gas, hazte con todo el que puedas, en serio. Respíralo y prueba a cantar con voz aguda, sobre todo mientras reproduces vinilos a una velocidad errónea para que así sonéis igual. O gasta las bromas telefónicas ya mencionadas hablando con helio, a las que además puedes añadir llamar a tus amigos para fingir que eres otra persona. Como probablemente estarán tan aburridos como tú, probablemente no les importará seguirte el rollo.

17 - Hazte preguntas

Pregúntate a ti mismo si ese sentimiento de "aburrimiento" no es realmente una forma de ocultar un sentimiento diferente, un sentimiento de insuficiencia. Empieza por hacerte estas preguntas: ¿por qué estoy aburrido? ¿Por qué no tengo nada que hacer? ¿Por qué no soy bueno en nada? Hazte este tipo de preguntas hasta que seas capaz de enfrentarte a la probable depresión que padeces. O no. Claro que no. Lo que pasa es que estamos en el jodido apocalipsis más aburrido de la historia.

PARTES DE LA GUÍA

0 comentos:

Publicar un comentario

Deja un comento, payo.