14 feb. 2013

San Valentín

San Valentín es una festividad en la que todo el mundo tiene que mantener una relación de pareja con otra persona porque si no podría morir espontáneamente[1]. Sus orígenes se remontan al siglo viquitiocho, cuando unos grandes almacenes decidieron instaurar esta costumbre para vender más y para mantener a raya la población mundial de modo que les fuese más sencillo proclamarse a sí mismos como líderes del mundo. Actualmente, si bien las grandes empresas ya controlan de forma efectiva este planeta y buena parte del sistema solar, esta festividad se sigue manteniendo por respetar la tradición y porque a la gente le gusta que le regalen chocolate.

Al lector poco informado (que venga de otro planeta, por ejemplo) podría parecerle extraña la base de esta festividad, pues a simple vista todo parece indicar que se trata de una fecha señalada en la que lo único que hay que hacer es estar en pareja y comer chocolate; y en cierto modo esto es absolutamente cierto, pero hay varios matices que interesa comentar.

Por la vestimenta de
Mario podemos deducir
que está enamorado y
que no tiene nada más
en el armario[2]
Una de las cosas más importantes de San Valentín es el color de la ropa que llevas. 9 de cada 10 niños menores de 12 años saben que vestir de rojo durante San Valentín es una señal inconfundible de que te gusta alguien; de modo que aunque no estés enamorado de buenas a primeras, si vistes de rojo te acabarás enamorando porque no es cuestión de contradecir a los niños antiguos. Aparte de esto, otros colores de ropa pueden indicar otras cosas; como el verde que indica que eres dendrofílico, el azul que indica que los únicos pantalones de vestir que tienes en tu armario son vaqueros y el amarillo que indica que probablemente seas una de las últimas reencarnaciones del Chino Cudeiro.

Otra cosa bastante importante en esta festividad son las tarjetas de San Valentín. Son trozos de cartulina (recortados en una forma que en principio no tiene que ver con la apariencia de un corazón de verdad, pero que se asume que es uno por motivos históricos) y que se confeccionan en el colegio o en el lugar de trabajo. Dentro de estos trozos de cartulina se escribe un mensaje que antiguamente contenía solo elogios y expresiones amorosas, pero hoy en día los más comunes son los que contienen amenazas o amenazas-cita. El objetivo de estas tarjetas es ser entregadas a otras personas, bien sea a gente de la que se está enamorado o gente que no tenga nada que ver (siendo este último caso especialmente importante si el profesor que te ha obligado a confeccionar la tarjeta también te obliga a dársela a alguien).

Si eso tiene forma de corazón
yo soy un gato gigante de Saturno
Pero sin duda, lo más importante de esta fecha (como ya se ha ido mencionando varias veces a lo largo de esta entrada) es el chocolate . El chocolate es el alma de San Valentín, y refleja nuestra intención de que la persona que es nuestra pareja o que queremos que lo sea durante ese día (para evitar las muertes espontáneas) se vuelva gorda como una foca y reviente. Este sentimiento puede parecer un poco contradictorio para el lector que no esté familiarizado con esta costumbre, pero en realidad simplemente propicia la aceleración de un paso natural que se produce en toda relación sentimental. En occidente es costumbre regalar chocolate en forma de bombones, a poder ser rellenos de manteca de cerdo para que el otro miembro de la pareja engorde rápidamente. En Japón, sin embargo, se suele regalar chocolate hecho a mano, normalmente preparado con panceta y grasa de freír.

También hay gente que
regala Luvdiscs o hace
tarjetas en forma de
Luvdisc (ilustración).
Cualquiera de las dos
prácticas son poco
recomendables,
como podemos ver[3]
Otras prácticas menos importantes realizadas durante San Valentín incluyen regalar hiedra venenosa a tu pareja, lanzarle a los viandantes flores de papel a los ojos y cobrarles a todos aquellos a los que se les haya dado, actuar de celestino entre dos personas que ni se conocen ni pegan en ningún sentido, abandonar a tu pareja actual por otra persona que tiene mejores cromos y caer en una profunda depresión por no encontrar pareja a tiempo y la alta probabilidad de morir espontáneamente que eso supone.

Así pues, esperamos que nuestros lectores que no se hayan muerto aleatoriamente por un descuido hayan aprendido algo más sobre esta festividad tan entrañable e increíblemente innecesaria.

[1] "hoy es dia de san valentin y necesito buscar un novio para poder vivir" Hellen (http://doujinshismagicalhellen3-25.blogspot.com.es/2012/10/el-clavel-y-la-rosa-capitulo-1-un-nuevo_29.html)
[2] http://ow.ly/i/1w9Ho
[3] http://brittanysdesigns.deviantart.com/art/Luvdisc-187261282

0 comentos:

Publicar un comentario

Deja un comento, payo.