22 dic. 2012

Carta de Frikiman a los Reyes Vagos



Estimados Reyes Vagos:

Soy yo, Frikiman. Sí, ese tío que cumple el día de la lotería. Ese al que le regaláis menos cosas porque su cumpleaños cae cerca del día de los Reyes Vagos. Curiosamente de eso mismo os quiero hablar.

Veréis, como este año he sido un niño bueno debido a que he robado todos los juguetes dadiveños de los niños malos y les he dado sendos trozos de carbón vegetal para ahorraros trabajo, creo que me merezco algún regalo más que de costumbre a pesar de que mi cumpleaños siga estando tan cerca de la fecha en la que asaltáis mi casa sin permiso. Y por esto os escribo esta carta, para que tengáis una idea general de qué quiero que me traigáis. Que si luego me traéis todo eso y algo más, pues mejor, ¿eh?; no seré yo el que os lo impida.

En primer lugar, quiero que me compréis una bicicleta de esas que tienen motor. No, no una moto, una de esas bicicletas que se mueven sin dar pedales. Es que quiero que parezca que hago ejercicio pero sin hacerlo, quizás así adelgace por efecto placebo y no tenga que esforzarme en ello.

En segundo lugar, me gustaría que me regalaseis una manta hecha de fuego. Me sobra de saber que tal cosa no existe, pero sé que vosotros sois conocidos también como los Reyes Magos en algunos sitios, aunque también sé que eso se debe a un fatídico error de traducción. Lo que os estoy pidiendo es que uséis vuestros poderes inexistentes de sabios para crear una manta de fuego para que me abrigue en las noches no tan frías. Eso sí, intentad que no queme mucho, que tengo la piel muy sensible.

En tercer lugar, quiero una catapulta que lance rayos láser en lugar de piedras. Y no, esto sí que no me lo he inventado, en la última convención de científicos locos (a la cual asistí con mi pase de aprendiz de etólogo ninja con ligera tendencia a la enajenación) vi de refilón una de estas catapultas láser, creo que fabricada por el mismísimo Doctor Colossus. Si el Doctor Colossus está fuera de prisión en este momento, os sugiero que se la paguéis generosamente; el hombre merece financiación por todo el daño a la humanidad que podría causar y no está causando. Si está en prisión, podéis mangarle una o dos, no creo que lo note.

En cuarto lugar, quiero un paraguas de mitrilo con bayoneta. Obviamente, es para dar muerte a mis enemigos usando el ancestral arte del puño de la estrella del noroeste, así como para evitar que la lluvia se atreva siquiera a acercarse a mí. Y para pinchar las ruedas de esos coches que pasan por los charcos y te empapan de arriba abajo, todo sea dicho.

En quinto lugar quiero un póster de Filippo haciendo el pinopuente. Y no me vale ni que uséis potrochop, ni que contratéis a un doble para que lo haga, ni que (pobres de vosotros) lo tratéis de obligar a hacerlo. Tiene que hacerlo él por su cuenta y tenéis que estar ahí para hacer la foto con la que confeccionar el póster. Por si os surge la duda, por lo que yo sé, Filippo nunca ha hecho el pinopuente hasta la fecha, y no creo que tenga intención de hacerlo. Pero vosotros tenéis todo el tiempo del mundo y el acceso a no-magias secretas, so vagos.

En sexto lugar, quiero el sidecar de una moto, pero sin la moto. Estoy pensando en ponérselo a un coche para poder llevar a una persona extra, o quizás para poder transportar a alguien sin necesidad de hablar con él y sin que esto dé lugar a un silencio incómodo. 100% comodidad.

En séptimo lugar, me gustaría un cocodrilo sacamuelas. No el que sale en los anuncios, un cocodrilo de verdad que te muerda la boca y te arranque las muelas. Adicionalmente me gustaría que me mandaseis con él una bolsa llena de muelas, por si me muerde por error a mí y tengo que implantarme alguna; o simplemente por si veo que el cocodrilo tiene hambre de muelas y no tengo a ninguna víctima que ofrecerle. Para curarme en salud, vamos. A pesar de que esa expresión no tenga ni el menor significado.

En octavo lugar quiero un lanzallamas. No de esos que lanzan fuego, quiero un aparato que lance llamas, estos camélidos que escupen. No es que quiera atacar a traición a nadie lanzándole llamas, es que estoy haciendo un estudio sobre el tiro parabólico en vertebrados y creo que podría darle un matiz distinto si uso animales exóticos. Sí, sé que parece un chiste malo, y de hecho en parte lo es, pero pensad que menos gracia le hará a las llamas que voy a lanzar. ¿Es que ya nadie piensa en las llamas? Qué poca vergüenza.

En noveno lugar quiero que me fabriquéis una postal que ponga "Estuve en el apocalipsis y me acordé de ti", en la que salga de fondo una foto de una nave espacial pilotada por mayas que está destruyendo una pirámide de la que rezuma liquidillo verde y hay una muchedumbre no demasiado abundante ni demasiado desordenada que huye de él ni demasiado rápido ni demasiado lento. La quiero para poner de portada de mi trabajo de fin de grado.

Finalmente, para que no andéis diciendo que pido mucho, también quiero que los niños pobres tengan cosas para comer y juguetes; y que los niños ricos tengan… ¿yo que sé? ¿fuego? No, no digo que los queméis vivos, eso sería muy cruel, pero no vendría mal que quemarais sus whyphone gramenawer y demás trastos caros inútiles. Por el bien de todos, digo. Y ya por no perder la costumbre, podéis regalarle también algo de fuego a algún que otro político. O cartas en llamas (ahora sí que son las de fuego, no los camélidos) llenas de ántrax flamígero.

Y bien, eso es todo. Si después se me ocurre algo más os mando un mail. No olvidéis mandarme el recibo de todo lo que compréis por si os tengo que obligar a devolver algo y comprarme otra cosa más cara.

Gracias por todo y hasta que nos veamos.

Sinceramente, Frikiman Federíquez Hestenfeirález

5 comentarios:

  1. Yo quiero lo mismo. Un par de cada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ya sabes que si pides mucho los Reyes Vagos no te lo traen y te echan gas lacrimógeno en la habitación.

      Eliminar
    2. Pido lo necesario para mí y para un amigo que se llama igual que yo...

      Eliminar
    3. ¿Te refieres a ese tío que tenía una fiesta de cumpleaños mejor que la tuya por culpa de la cual te apalizaron unos señores de Youtube solo por mirar por la ventana?

      Eliminar
    4. Nah, es también para mí. Mierda, no debí haber dicho eso en voz alta...

      Eliminar

Deja un comento, payo.