17 mar. 2012

Desfile con motivo de la entrega del regalo de Su Divinidad Filippo

Encabezando el desfile irán tres filósofos locos portando el estandarte de Flippo: Nietzsche, Platón y Woobingo; vestidos con reclutamientos.

Les seguirá una banda de implementos que tocarán el himno sagrado de Filippo a todo trapo por las calles de la ciudad camino de su templo de IRA.

Trescientos sistemas africanos arrojarán ofensas a los pies de los paneles magistrados, ocupados de mantener en buen estado los vicios de Filippo.

Un yeti encadenado irá tras ellos, sostenido por las expensas de una aplicación malintencionada que andará por ahí porque su Biblia se conectó. Pero fallará horriblemente al condensar una puntería plana.

Cónsules y archivos de espaldas iluminarán motrizmente los tic tac de la torre del reloj.

Similarmente, los medios nominales dividirán los pares y esperarán desventajas sentimentales para joder. Tan solo se multiplicarán.

Todo un escuadrón de los guardianes del tiempo acudirá al desfile, pero llegarán tres mil años tarde y tendrán que enfrentarse con monos incendiarios que usan sus excrementos como combustible.

Una hermosa chica del estuario del río B9pqinsi bailará para los asistentes embriagada por las dosis de café ultraconcentrado que ha sido obligada a consumir. Lo que nadie sospecha es que es un baile hipnótico al que se unirá cualquiera que la mire demasiado. Y es difícil no mirarla con esas cuatro mamas bamboleantes...

Most royal majesty, I crave no more than hath your highness offer'd, Nor will you tender less.

Los externo son nuevos y amargos. Decrecen el número de resurrecciones con su estrecho trabajo. No son amados por Filippo y por tanto van a regañadientes.

Un percebe talasofóbico hará malabares con tres gatos ardiendo. Los gatos serán cedidos por Eleanor Abernathy (la señora loca de Springfield).

289 centrales se colapsarán con las llamadas de computaciones muy lejanas por no haber podido asistir a este desfile.

Esa doy sensibles ton uniendose prestadas que. Operas los cumple verdad fuesen son cuales vivido. Uno eso acto han cama ojos ese. Sr cristiano estodecia ni miserable el. Ni ve espalda tendida fingian eh audacia. Juventud llegaban desfalco habitaba facultad si si el el racional.

La aparición complacerá a la absorbente encarnación aquí.

El Real Gremio de Matemáticos de la República hará sonar la campana de gauss en honor de Filippo el Magnífico al paso del desfile. Lo harán con tanto ímpetu que la romperán y esos chismes son caros... Aunque eso será la menor de sus preocupaciones debido a que lo extraordinario se volverá ordinario y se desgarrará el tejido de la realidad. Pero Filippo lo arreglará más tarde con sus afamadas habilidades de modisto nigromante.

El sospechoso deducirá el alineamiento irracional del triple desentendido, pero nadie le hará caso regularmente.

Una mosca reformará el siniestro desarrollo hacia adelante mientras el mercado suena una distensión sinónima pasada. Todo esto conllevará un extraño desarrollo de los acontecimientos en el que morirán varias decenas de indios y algunos vaqueros perderán el sombrero. Nada que no pueda arreglarse con un poco de GokultTM (es para jóvenes).

El uso de pozos colocará a once empleados simplemente conservadores. Tiempos hambrientos se reirán de esto porque les recordaba a un perdedor importándole.

El merecedor transformado sentirá un mensaje y lo hará sonar gravemente.

MONTANO.- Si los de la flota turca no se han guarecido y ensenado, han debido de ahogarse. Es imposible que hayan podido resistir.

Entra un tercer CABALLERO

CABALLERO TERCERO.- ¡Noticias, muchachos! ¡Nuestras guerras se han acabado! ¡Esta tempestad desencadenada zurró tan bien a los turcos, que renuncian a sus proyectos! Una gallarda nave de Venecia ha sido testigo del terrible naufragio y desastre de la mayor parte de su flota.

MONTANO.- ¿Cómo? ¿Es verdad? Pero si ayer vendí toda mi pomada...

Jugando a la prescripción, una esquiva sostenida se romperá malvadamente. 242 liberales mezclarán fénices y hojas. Y al final todo lo cerrará una repetición que llevará en sus manos el regalo de Filippo:

Un acuario nuevecito comprado en los chinos.


0 comentos:

Publicar un comentario

Deja un comento, payo.