2 dic. 2011

Empleos del futuro - 1

Empezamos hoy una nueva serie de artículos curturales en la que relataremos empleos ampliamente desconocidos que tienen trazas de convertirse en interesantes alternativas laborales en un futuro no muy remoto.

Celestino abrupto
El celestino abrupto es una profesión nacida recientemente dadas las necesidades temporales de los nuevos tiempos. Los celestinos abruptos realizan maniobras rápidas, a menudo violentas, para conseguir que dos (o más) personas se enamoren y empiecen a salir, y en ocasiones, incluso que se casen.

Normalmente son contratados por tipos solitarios para conquistar a mujeres de las que están enamorados idílicamente. Al ser tímidos y no tener tiempo para preparativos debido a sus trabajos, acuden a los celestinos abruptos que hacen el trabajo rápida y eficazmente. Sus precios son altos, pero los clientes no suelen tener problemas en este aspecto, y si los tienen, son capaces de pedir préstamos en muchos casos.

Si bien cada empresa de celestinos abruptos tiene su propio modus operandi, hay algunas tácticas a las que suelen recurrir cuando se encuentran escasos de ideas. Una de ellas es la del secuestro. Raptan a la futura pareja del cliente, la atan y la meten en una furgoneta donde está el cliente, con lo que es fácil que entablen de este modo un desinhibido diálogo que suele acabar en algo más. Tras esto, los celestinos abruptos fingen que la policía intercepta la furgoneta donde está la futura pareja, y tras simular que detienen a los secuestradores, les dan invitaciones para el restaurante más caro de la ciudad y les dicen que forman buena pareja, asegurando así que el plan salga correctamente.

Otro método bastante recurrido es fingir que atracan a la futura pareja del cliente para que este deshaga el entuerto impresionándola así. Sin embargo este método suele causar algún que otro problema debido a que si se hace en sitios concurridos cabe la posibilidad de que otro viandante se adelante al cliente y ataque a los falsos atracadores (o peor aún, que venga la policía (la de verdad) y eche mano de pistolas de descargas). Otros métodos incluyen, choques casuales planificados, intentos de suicidio fingidos, representaciones teatrales, actos benéficos falsos, venta ilegal de material escolar, provocación de incendios masivos, demolición en masa, viajes a otros planetas, retraso en la entrega de libros en una biblioteca pública e incluso viajes en el tiempo.

El uso de celestinos abruptos, por otra parte, tiene ciertos inconvenientes. En algunas ocasiones el objetivo del cliente acaba casándose con él y tras varios años descubre que en realidad empezaron a salir debido a una mentira. En ese caso, el gremio de celestinos abruptos se suele lavar las manos: suelen especificar claramente en los contratos que aseguran el principio de una relación sentimental, pero no la duración de esta. Además, sin ir tan lejos, en muchas ocasiones el cliente no actúa como debería de forma acorde al plan de la asociación debido a su propia ineptitud, o simplemente no sabe guardar secretos y acaba desvelándolo todo. Esta clase de problemas derivado del uso de celestinos abruptos, como cabe esperar, causa mayores contratiempos cuanto más elaborado sea el plan de acción (siendo especialmente dramáticos los fallos en planes que incluyen viajes en el tiempo debido a que casualmente abren brechas en el tejido de la realidad (precio de reparación de las cuales, obviamente, no está incluido en la garantía de los celestinos)).

En cualquier caso, desde Monifate apoyamos este negocio vanguardista ya que sabemos que será de gran importancia en el futuro y nos forraremos con sus acciones. ¡Viva!