20 nov. 2011

Exclusiva: Nupcias de Isabel y Philip (2)

Después de lo ya comentado, la boda transcurrió sin mayor dificultad de lo esperado. Ambos novios se tambaleaban y vomitaban periódicamente, pero diantres, aquello era lo esperado. El cura terminó aceptando una tos febril por parte de ambos novios como "sí, quiero". Tras la ceremonia se procedió a la toma de las fotos por parte de la prensa, lo cual llevó más tiempo aún que de costumbre debido a que necesitaron algo más de una hora para echarles a los novios el suficiente maquillaje encima para que parecieran frescos cuales lechuzas lechugas.

Tras esto montaron en un autobús, que para ser para la realeza era bastante cutre. El conductor, que parecía responder al nombre de Auselcio parecía ser una mezcla de vagabundo y hippie que había obtenido el empleo ayer. Y lo era, o al menos lo parecía tal y como conducía. A eso de las 16:00 llegaron al restaurante donde se haría el banquete nupcial, donde no dudaron en atender a los asistentes de la boda con unos escasos pinchos deliciosos, pero aún así ridículamente escasos. Finalmente, los cocineros fueron bondadosos con los famélicos asistentes, y les permitieron irse sentando en las enormes mesas macarrónicamente decoradas mientras empezaban a servir el primer plato, lo que parecía ser la clásica mariscada principalmente a base de langostinos congelados. Ni la realeza se libra.

Antes de que los asistentes pudieran hincar el diente (aunque los novios aún no tenían demasiadas ganas de hacerlo) El Padrino dijo unas palabras sobre los novios:


Originalmente, nuestro magnánimo Padrino dio este discurso en cánido versión guiri inglesa para que los asistentes lo entendieran, así que lo hemos traducido a español y a primigenio para que todos nuestros lectores lo puedan entender. Perdonen las disculpas.

Goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof!
Me honra estar aquí esta noche para poder ser partícipe de vuestra unión y el delicioso menú.
Korrsulbunnyh-ead Ktorclunt Rsulysl’i’sskins Tormrar Thelmdd’achbunch Lddenrntherlovehead.

Goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof! Goof goof goof goof goof goof goof goof! Goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof!
Sé que en realidad no soy el padrino de la boda, que no he sido invitado y que ni siquiera he ido a la ceremonia porque me he colado en el banquete para poder comer de gorra. Pero dado que este es el discurso del padrino, yo soy El Padrino y el padrino de la boda ha sufrido un desgraciado accidente, ¡qué cojones! Si total, tampoco me importa, vengo colocado tras haberme fumado como tres lotos negros.
Ctherdtaidumplingsbump Vrislsgha Rpe’rclinefoot Chenswackcutefumble Dorlsden Fitswtasdumplingsclot Honrworc-orn Chtancdustcakesfinger Chaughdad’mu’shcorn Phumtho’mbunny Nantia Rdtindsnest’skull Ntau-ghthren Tworvlkimcutedork Nestrhrod Srothkdan Nissnskelclown Ragedrirkin.

Goof goof goof goof goof goof goof goof goof! Goof goof goof goof!
Ahora, pequeños unicornios tentaculares sentados en nubes, dejad de relinchar y escuchadme. ¡Y que alguien se lleve de aquí a ese horror primigenio! ¡Ni reina madre ni leches!
Tangstoldsneeze Kpolstshy Fchekper Btanne’c’h’pie Ssimlgha Rerquyrayfacetwerp.

Goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof! Goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof! Goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof!
¿Por dónde iba? Ah, sí. No conozco a los novios ni a sus familias, nunca he intercambiado palabras con ellos y si me pusierais a dos mujeres más vestidas de blanco no sabría cuál de esos callos es la novia. Pero espero que os vaya fatal, os divorciéis y así podáis celebrar una boda más cada uno con sendos banquetes en los que poder colarme.
Tdanlnurnknuckle Nnaldrbechfumble Qorchllshyd-umb Rhintret Datkki-mdumb Saldshshyhe-ad Thburtcnyfinger Lgarll’dbelgoof Sselmbrclend Ssachtrs-ntorgoocheese Srakpto’sdarli’ngfinger Nvesstrdsulkinssnark Brandsnpol-pook Hinephagepookclot Rserphstormmushdip Netswtherm’ush.

Goof goof goof goof goof goof goof! Goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof! Goof goof goof goof goof goof goof goof goof!
Yo no conocí al novio en el año sinientos (Atila el Huno nos había robado la palabra "quinientos") cuando él no luchaba con las tropas alemanas. Recuerdo cuando no se coló pegando tiros en el Moulin Rouge, no violó a las bailarinas ni se peleó con los camareros. Eran buenos tiempos, ¿o no? ¡Como si importara!
Hrisstran Dinenmaw Zo-‘sdrnrilknock Dpolnvesdumplingsloaf Ssumchblenthcake Ckchethsercorn Zsaylltelmair Fserrhlawpoohclot Nnormbrda’ncorn Chinaber Ksulhrhenth Ldimywarclot Zenlfesthead Phto-ncagedumb Ghkelrildface Tem’sbrkalmushmeat.

Goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof! Goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof! Goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof!
El otro día vi una comedia romántica sobre una chica griega que creo que no tiene absolutamente nada que ver con esta boda. Usted, el suegro, el padre de la novia. ¡¿Por qué cree que el cristasol lo arregla todo?! No es cierto, de hecho es repugnante. Y el griego no es la maldita lengua primigenia, es con la que me subtitulan los idiotas de Monifate. No, el español no, tarugo, el galimatías incomprensible de abajo. No porque sea la primera lengua, claro, sino porque es la que uno usa para hablar con dioses primigenios.
Lradswtaidumplinggrumble Smorshbale Tradnswuskboolunk Skinrnildfoof Ltirbrtther Nv-orvtaidump-lingbumble Chsamkwh’radcute Koswphiacake Ckerfgarfinger Vadksamcakesdoof Thissbsamhead Nestkblonbunchm-unch Llcerktraycheese Rtgardia’bunchair Paldmangbunchpin Mnyshrak Ninacemlips Ghtasnchekinsdip Nerclrumloaf Ghpolmddanpook Seldb’liacakes Ssbelquver Btherslisheadmunch Chwo-rsltiafinger Huntscharwad.

Goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof! Goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof! Goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof!
Ahora que veo que esto se va animando —¡por amor de Dios! ¡Que alguien decapite a esos niños!— puedo decir que la novia ha sido infiel varias veces, de las formas más sórdidas y retorcidas que podáis pensar, en el mismo lecho nupcial... y conmigo. Ahora entiendo por qué se casa contigo, Rincesvinto, cómo le molan los tíos peludos.
Rardquawpin Mackttr-ankin Denddinglove Hpolhkimcake Wagedadpoohead Lormrerbeef Wengdrdashcutemuck Tinarchrosface Bsayging Chuskzhingoobeef Llvorzhstingcakesdork Nnsamn-rhack Llmorlvorm Mdelsjinamunch.

Goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof goof!
Si estos amables señores con porra me hacen el favor de echarse a un lado podré terminar mi discurso solo con una frase más.
Ndrisstrncha Tdenroldpoo Bgarchlerball Domrmosboo Gold’s’nas Schaschdrirboo Dchezachdumplingdolt Yriltrack’munch Cksamrembunch.

Iä, Cthulhu! Iä, Shub-Niggurath!
Iä, Cthulhu! Iä, Shub-Niggurath!
Iä, Cthulhu! Iä, Shub-Niggurath! 

Más o menos en este punto (a eso de las seis de la tarde), nos dimos cuenta de que el combustible de nuestra máquina del tiempo genuinamente robada se estaba acabando y tendríamos que volver al presente antes de que se nos agotara y nos quedáramos atrapados con poco que hacer al volver aparte de publicar esta entrada informativa. Seguiremos informando en años próximos.

0 comentos:

Publicar un comentario

Deja un comento, payo.