17 jul. 2011

M.K. nos habla sobre el Códice Calixtino

Silueta de M.K., la entrevistada
Hoy contamos con la presencia de un personaje de prestigio y de gran experiencia en el mundo de la investigación y los hurtos menores. Por cuestiones de seguridad, no diremos su nombre completo,  sino que lo abreviaremos como M.K.
Frikiman: M.K., hemos oído que tenías varias teorías sobre el robo del Códice Calixtino ¿Podrías compartirlas con los monifates?
M.K.: Más que teorías, afirmaciones. Pero pregunta lo que quieras.
F.: En ese caso, comencemos por lo más importante. ¿Quién robó el códice?
M.K.: Verás... Un momento, ¿tú te llamabas…?
F.: Frikiman
M.K.: Lo que sea. Todas las pruebas apuntan a un adolescente que pensaba que se trataba de un códice porno. Debieron ser las hormonas, ze.
F.: ¿Y cómo se las ingenió para cogerlo? Estaba en una caja fuerte.
M.K.: Oh, venga ya, todo el mundo sabe que con algodón, ácido nítrico y ácido sulfúrico puedes hacer un explosivo plástico con el que cargarte la puerta de la caja fuerte. ¿A ti qué te enseñaron en la escuela?
F.: Beh… yo nunca he sido fan de las explosiones…
M.K.: Son bastante entretenidas de ver. Pero más de hacer, sobre todo si es en la cara de alguien que no te cae bien, ze.
Página del códice,
aparentemente
no pornográfica
F.: Bueno, volvamos al tema principal. ¿Por qué iba a robar un adolescente una “revista porno” en una caja fuerte cuando puede comprarse una por cuatro duros en el kiosco?
M.K.: Por supuesto es por el morbo. Aunque puedas comprar una revista en cualquier parte y eso ya esté bastante "prohibido"; da mucho más morbo si robas un códice guarro que está dentro de una caja fuerte. Lo digo por experiencia.
F.: En fin, ahora que ya tenemos todos estos datos… ¿tienes algún sospechoso en mente?
M.K.: Oh, me alegro de que me lo preguntes, hace poco atrapé a un par de malandrines aleatorios de los que sospechaba y los llevé ante las autoridades. Puedes ir a verlos si quieres, mientras conserven sus extremidades, claro.
F.: Muy bien, creo que ahora nos queda más claro a todos qué ocurrió con el Códice Calixtino. M.K., muchas gracias por la entrevista. ¿Quieres añadir algo más?
M.K.: Por supuesto, que pueden comprar los artículos mágicos de su gusto en *MENSAJE PUBLICITARIO ELIMINADO*, está justo al lado del santuario *MENSAJE PUBLICITARIO ELIMINADO*.

0 comentos:

Publicar un comentario

Deja un comento, payo.