31 dic. 2010

Cuento de dadiván (Por Darles Chickens)

Erase una vez un avaro y molesto negrero llamado Filippo al que no le importaba putear a sus empleados... los hacía trabajar día y noche 24 horas seguidas en 2 turnos mal remunerados, es mas... ni siquiera les daba días de vacaciones ni nada por el estilo.
Era el tirano mas rico del lugar, comía en los mejores restaurantes, se tiraba a las mejores fulanas, hacía contrabando con la mejor maría de la ciudad y era mas agarrao que un banquero.
Un día mientras estaba azotando a sus empleados con su látigo del 8 tomándose a la vez una copa de anís y riendo a carcajadas... de repente, el tiempo se paró, y apareció un tipo de aspecto siniestro delante de sus ojos.
—Hola Filippo... ¿que tal lo llevas?
—Aquí andamos... cansado de tanto mover la muñeca que pulsa el botón de azotar...
—Bueno... estoy aquí para recordarte el sentido del dadiván... que es una copia descarada de la navidad pero sin motivos religiosos y sopitas de ajo a tutiplen... Soy el fantasma de las dadivanes pasadas, presentes y futuras... ¿Por qué todo junto?... pues porque el espacio bloguero es limitado y no quiero aburrir al lector.
—Guay, ¿A donde me llevas? ¿regalan algo? de donde venimos... a donde vamos... y lo que es mas importante... ¿cuanto me vas a cobrar?
—La respuesta a todas esas cosas NO las encontrarás en el proximo viaje.
Sin mediar mas palabra fueron transportados al pasadopresentefuturo, un tiempo en el que todo lo conocible se entremezcla...—
—Ale... ya estamos... verás, este es el pasadopresentefuturo... como puedes apreciar en ese esquinazo está tu abuela cuando todavía le quedaban dientes junto a tu madre cuando también le quedaban dientes y tu primo Francisco cuando no se metía coca y tenia también todos los dientes...
En el otro esquinazo tienes a tus hijos actuales extorsionando a esa pobre anciana y robandole sus tangas a su hija... que poca vergüenza.
Mira allí, ¿Ves el tipo flacucho con el ojete dilatado detrás de esos barrotes?
—¿El que está siendo apaleado por esa gente?
—Exacto, ese eres tu dentro de 5 años cuando te pille la guardia civil tus fiascos a hacienda por culpa de un trabajador al que despediste la semana anterior... ¿Comprendes a donde quiero llegar a parar?
—Oh, dios mio... cuan ciego he estado todo este tiempo... gracias fantasma de las dadivanes pasadas, presentes y futuras...
—Y así Fue como Filippo cambió... cambió de cuenta y pasó todo su dinero a suiza en una cuenta intocable, mató al trabajador que lo delataría en un futuro y escondió su cadaver en una biblioteca donde se aseguró que nadie lo viera porque nadie visitaría nunca dicho lugar.

Moraleja: Mas vale que si eres un trabajador descontento no le visite a tu jefe un fantasma.

Feliz Dadiván

28 dic. 2010

Cosas que Joden #5

Disculpad el retraso, y disculpad también que llegue tarde, pero por motivos personales, no me ha sido posible traeros la tira de cosas de esta semana tan pronto como de costumbre.

En esta ocasión contamos con la primera (y espero que no sea la última) colaboración de alguien ajeno a Monifate S.A.


Gracias Murci por la cosa que jode.

Recordad que podeis seguir a LSD Joe en Facebook y en Tuenti

25 dic. 2010

El origen de dadivan

Muchos, oh ignorantes gusanos, seguramente habréis caído en el error de considerar que Papá Noel no es sino un producto de la superstición popular basada en el obispo licio San Nicolás cuya leyenda se extendió por Europa hasta alcanzar los Países Bajos donde fue nombrado Sinterklaas. Y que, más tarde, al dar el salto sobre el charco, los americanos lo llamaron Santa Claus para poder pronunciarlo. Y que, una vez popularizado por Caca ColaTM y haber vuelto a Europa con nombres como Father Christmas en el Reino Unido o Pére Noél en Francia en España tradujimos éste a medias y lo llamamos Papá Noel. Pues no, cerebros de reptil, la historia tiene mucha más miga.
Durante la primera dadivan cierto árbol de dadivan —o de saturnalia, como gustaba hacerse llamar— viajó al pasado en un taxi volador y, al caer en el año 3 a. C. coincidiendo con el nacimiento de Cristo, se encontró con tres amables reyes-astrólogos con los que mantuvo intenso tráfico carnal. De tan inefable unión nació un lustroso melón barbilampiño que más tarde sería conocido como Papá Noel.
Siendo de común conocimiento que el embarazo de un árbol del día de Mitra se prolonga durante años, fue su comadrón el mismo Jesús Hong, que había aprendido sus artes médicas del maestro Segata tras haber perdido la sensibilidad en todo el cuerpo a base de leche neta (sobre todo en el PEENE). Con esta coincidencia se completó la santa Claus trinidad al ser Jesús Hong el hijo, Papá Noel el padre y el espíritu santo el Santo Pato Auroleado que violó repetidas veces a María mientras esta lavaba distraída en el río, para luego ocultar magistralmente sus pruebas.
Mas no está de más añadir que siendo Papá Noel su propio abuelo en forma de Santa Claus —concibió a los Reyes Magos después de un atracón de fabada— viajó a su vez en el tiempo compartiendo taxi con el árbol del festival del nacimiento del sol invicto y retó a Jesús Hong a un combate de artes marciales. Tras ser patéticamente derrotado en el antiguo arte del Tetris, Hong se vio obligado a volver atrás en el tiempo y obligar a su yo del pasado a aprender medicina para traer a luz al melón que sería Papá Noel.
Y eso, hijos míos, es el origen del Tetris. Pasando por alto la parte en la que Herodes, borracho como una cuba, persigue a Jesús y al melón queriendo en hendirlos con su espada para comerse una tajada, que es la explicación de las fases de la luna.
Hala, feliz solsticio de invierno.
Por cierto, después de redactarlo nos encontramos con esto buscando imágenes: http://en.wikipedia.org/wiki/Santa_Claus_melon

24 dic. 2010

22 dic. 2010

Exclusiva: Islandia se va de vacaciones

Hoy, 38 de Dadivan y alrededores, los investigadores de monifate han descubierto que uno de los personajes de actualidad, Islandia, ha hecho las maletas y se ha marchado a América. Según sus vecinos, se va a ver a su hermana perdida, Canadá, al cual no visitaba desde hacía millones de años. "Me alegro por Islandia y su futura reconciliación con Canadá" dijo N. al respecto. "Es tan emotivo que casi me echo a llorar. Pero luego descubrí que soy un enorme pedazo de tierra y no tengo glándulas lacrimales" alegó S. "Tíos ¿Quereis una cerveza?" puntualizó I.


Posición de Islandia cuando nuestro satélite sacó la foto del radar


Por otra parte, nuestros investigadores han especulado que tal vez Islandia hiciese su viaje para visitar a Groenlandia y el reencuentro con Canadá fuese sólo una tapadera que ofrecer a los medios. Esto puede hacernos pensar que tal vez Islandia y Groenlandia sean algo más que amigos, como afirmaban en una entrevista hace un par de milenios. Según la declaración de M.K.: "Esos dos están más liados que Bélgica y Luxemburgo". Además, consiguió sacarles un par de fotos retozando en el Atlántico norte. La madre de Groenlandia, Dinamarca, no ha ofrecido ninguna declaración al respecto.


Fotos cortesía de M.K.


Sea como sea, hemos recibido información desde América. Según E.E.U.U. "Canadá es una zorra y cualquier día le vuelo el melón, pero he de reconocer que el reencuentro con su hermana ha sido terriblemente emotivo y nauseabundo". Otros países no han declarado al respecto por no poder ser partícipes del evento por su escasa movilidad geográfica.

En última instancia, contamos con la opinión de los islandeses: "Lo que nos faltaba. Primero erupciones volcánicas y ahora terremotos".

Y aquí concluye la entrada de mi cumpleaños. Espero que os alegre algo por el hecho de que este año tampoco os ha tocado ni una cesta de regalo en la lotería.

21 dic. 2010

16 dic. 2010

Drunk Rhapsodists Night Club - 3


Pista 3: CASBA
Dejamos a nuestro grupo de música favorito en la cárcel… Esa noche cenaron bien —y había frijoles, por si alguien se lo pregunta— y durmieron a cubierto, es más de lo que podían pedir. Incluso tuvieron un poco de contacto humano cuando ejercieron sobre ellos la brutalidad policial. Vivían como reyes.
—Jefe, ¡croa!, ¿cuándo desayunamos?
—Eso digo yo… —Álex se volvió a las rejas—. Agente, ¿qué hay de desayuno?
—No hay desayuno.
—¡¿Qué?! ¡Croa!
—Pero si es la comida más importante del día… Sin contar el segundo desayuno.
—¡Pues no hay ningún desayuno!
—¡Quiere matarnos de hambre! —chilló Genutto.
El agente no respondió. Su compañero había salido de patrulla y él había tenido que quedarse ahí vigilando a esa cuadrilla de anormales. Decidió dedicar la mayor parte se su atención al “Marca”.
—Disculpe —dijo una voz femenina desde la entrada de la garita.
Había algo en aquella voz que recordaba al tacto de la seda.
El policía bajó rápidamente su periódico, que ocultaba a una veinteañera de rostro angelical e ingente —ingente, ingente— escote que le miraba desde la puerta.
—Pa-pase —invitó el agente una vez recuperado del shock inicial.
—Vamos, cariño —dijo mientras entraba.
Tras ella irrumpió en comistrería un tipo bajito con toda la cara cubierta de un tardío acné juvenil —excepto las gafas— y vestido con una camisa lisa (¡rima!) pésimamente combinada con unos pantalones de pana. El policía no pudo evitar arrugar la nariz un momento.
En esos instantes Álex se estaba alisando la falda sin prestar atención a la moza. Los demás, sobresaltados, miraron a la chica, luego a Álex, luego otra vez a la chica y de nuevo a Álex, hasta que Genutto terminó preguntando atropelladamente:
—¡Jefe! ¿Estás bien?
—Claro, ¿por qué no iba a estarlo?
—¡Ha entrado una belleza y no has hecho nada!
Álex dirigió una mirada de soslayo a la despampanante chica.
—Supongo que tampoco es para tanto.
Todos en la celda, incluso Pitch, quedaron boquiabiertos.
—¡Patrón! —sollozó Tomás.
—¡Esto es por el hambre, cabrón! —gritó Genutto al policía agarrándose a las rejas—. ¡Asesino! ¡Trae el desayuno!
—¡Callaos, chalados! —les espetó el guardia dando con la porra en las rejas.
—¡Croa! —le graznó Genutto mientras retrocedía.
El policía volvió para atender a la ciudadanía:
—¿Qué desea? —le dijo a la chica ignorando en gran medida a su acompañante.
—Querría denunciar un robo —le contestó ella ruborizándose un poco y juntando los brazos de forma que resaltase más su brillante pechonalidad.
—Por supuesto —respondió el guardia al que, de ser esto una serie anime, ya le caería un hilito de sangre por la nariz—. Voy a buscar los impresos.
Se giró y empezó a registrar los archivos.
—Vaya, puede que tarde un poco, señorita —dijo—. Esto es un caos… A ver cuándo nos ponen un ordenador.
Mientras no miraba la chica se fijó en un pesado pisapapeles con forma de caballo que había sobre la mesa. Llamó la atención de su compañero y empezó a hacerle señas con la cabeza y los ojos, señalando primero al caballo y después al agente. Él se encogió de hombros, con lo que sólo logró que los gestos de ella fuesen más exagerado, lo que sólo llevo a que él se encogiera más profundamente de hombros sin entenderla.
—¡Oh, maldita sea…! —blasfemó el policía cuando se le cayeron algunos papeles y se arrodilló a recogerlos.
La chica cogió el equino pisapapeles y le explicó a su compañero nerd los gestos que debía llevar a cabo para estrellárselo en la cabeza al guardia. No obstante aquél continuaba en la más profunda incomprensión y se hundía poco a poco en un mar de frustración… del que intentó salir encogiéndose de hombros.
—Eh, creo que lo he encontrado… —dijo triunfante el agente—. Ah, no, es la lista de la compra del mes pasado. ¡Bleh!
Ya desesperada se puso en pie aún con el caballito entre manos, señaló directamente a su compañero, caminó hasta el guardia que aún les daba la espalda y empezó a gesticular con el contundente adorno como si le golpease la cabeza con él. Una vez hecho esto volvió a su sitio y le sonrió al nerd… que se encogió de hombros. Ella se llevó una mano a la cara, le empujó el pisapapeles contra el pecho para que lo cogiera y se sentó, derrotada.
—¡Lo que quiere es que le arrees en la cabeza! —le gritó Genutto.
Al oír el grito el guardia se giró hacia él, le dirigió una mirada cargada de algo que era poco definible como simpatía y luego giró un poco.
—¡Eh, tú! ¡¿Qué haces con eso?! —le espetó al nerd cuando le vio el adorno en las manos.
—Yo… yo… —alcanzó este a decir.
—¡Suelta eso!
Repentinamente sintió como le agarraban de los hombros y notó un par nada desdeñable de bultos en la espalda.
—Agente, no grite, me asusta —le dijo la muchacha al oído mientras guiñaba el ojo a su compañero.
—Disculpe, señorita, pero es que este impresentable…
Ella seguía haciéndole señales.
—No le haga caso, ¿por qué no se vuelve y me tranquiliza?
El policía se volvió encantado, pero en ese momento el chaval comprendió a cuento de qué venían todos los gestos. Cerró los ojos, agarró el caballo con ambas manos y lo lanzó con tan buena suerte —Dios nos castigue si fue puntería— que se estrelló en la nuca del agente, que cayó redondo.
La chica tomó las llaves del cinturón del policía y abrió la puerta de la celda. Los Steel Bitch le dirigieron miradas intrigadas.
—Si vuestra intención es robarnos tenemos malas noticias —explicó Álex.
—¡No! —exclamó la chica adelantándose y cogiéndole las manos a Álex, que se sobresaltó —. Hemos venido a liberaros.
—¿Quiénes sois? ¡Croa!
—Yo soy Mirelle —respondió la chica.
—Y yo Agustín —dijo el otro, que se había quedado en la puerta.
—Nadie te ha preguntado —le espetó la chica para luego volverse para hablar al grupo, pero especialmente a Álex—. Somos de la CASBA.
—¿De la casbah?
—No, de la CASBA; la Cofradía de Aficionados a Steel Bitch Anónimos.
Álex dibujó una media sonrisa y se volvió hacia Genutto.
—¿Qué te dije de las oleadas de fans?
—¡Seh! —exclamó el pseudotengu.
—¿Y cuántos sois exactamente? ¿Cincuenta? ¿Cien? —preguntó volviéndose hacia Mirelle.
—Tres.
Álex se mostró ligeramente desilusionado.
—Pero no hay tiempo para eso, tenemos que sacaros de aquí.
—Eh, eh, más despacio, pequeña —la detuvo Álex—. ¿Cómo que sacarnos de aquí?
—Pues… —dudó ella—. Estáis en un calabozo, se supone que querréis salir…
—¡De eso nada! —gritó Genutto.
—No. No, señor —corroboró Tomás.
Mirelle los miró extrañada.
—Aquí tenemos comida, techo y cama —explicó Álex.
—Aunque no haya desayuno —corroboró Genutto.
—¿Qué será de nosotros si salimos? —continuó Álex—. Nah, gracias, pero nos que…
Se vio interrumpido por la repentina irrupción de otra persona. Se trataba de un veinteañero tan obeso que los rasgos del Chuck Norris de su camiseta estaban terriblemente deformados. Entró todo lo precipitadamente que sus lorzas le permitieron y gritó a la chica.
—Hermanita, ¿venís o no? Tener tanto tiempo arrancado el coche sin moverme gasta gasolina… Y seguramente esos policías malos volverán de un momento a otro.
Mirelle se dirigió a los Steel Bitch.
—Se acabó, ya habéis oído a Tadeo, vais a venir os guste o no.
Y ni corta ni perezosa cogió del cuello a Genutto y Álex, cada uno bajo un brazo y los arrastró hacia la salida.
—Agustín —llamó mientras salía—. Trae a los demás.
Éste, repentinamente asustado, miró a Pitch y a Tomás, que le dirigían miradas asesinas. Tragó saliva, hizo de tripas corazón y se acercó a ellos. Cuando ya creía que era hombre muerto Tomás le paró alzando la mano y salió el mismo, con Pitch subida a su cabeza, en pos de sus compañeros.
▼▼▼
El coche del que Tadeo había hablado era una espaciosa furgoneta. Él y Mirelle ocupaban el asiento del conductor y el copiloto respectivamente. Los Steel Bitch y Agustín iban en la parte de atrás.
—Os sigo instando a que nos devolváis al calabozo —se quejaba enérgicamente Álex—. Si tan aficionados nuestros sois hacednos ese favor…
—Calla de una vez —le espetó Mirelle.
—¿Y cómo es que nos conoséis, chamacos? —preguntó Tomás, que no lo encontraba tan natural como los demás.
—Encontramos vuestro disco por casualidad en una papelera —le explicó Agustín—. Es tan humunguoso que…
—Vaya, gracias —dijo Álex, halagado.
—Vuestra página web mola un montón —añadió Tadeo mientras conducía.
—¡Croa! No tenemos web…
—Sí desde que nosotros os la montamos —exclamó con orgullo Agustín sacando un portátil y mostrándoles una web con su logo—. No os imagináis la de visitas que tiene gracias a la palabra “bitch”.
—Así fue como yo os conocí… Y a estos impresentables —corroboró Mirelle.
—¿Enlace de descargas? —se sorprendió Álex—. Normal que vendamos tan poco… Nuestras legiones de fans se descargan nuestro disco de la red…
—¿Tienes algún danmaku ahí? —preguntó esperanzado Genutto.
—No, sólo el “Pinball”…
—Servirá —exclamó el pseudotengu arrebatándole el ordenador de las manos y empezando a jugar.
Se cernió sobre el lugar un silencio incómodo mientras los integrantes del grupo no sabían qué hacer (excepción hecha de Genutto) y Agustín les miraba extasiado.
—¿Y cuándo decís que nos devolveréis a la comisaría? —preguntó Álex para romper el susodicho silencio.
—¡Nunca, maldita sea! —le gritó Mirelle, enfadada.
—Hermanita, no grites que me distraes —le informó Tadeo—. Y hay que conducir con precaución.
—¡No me digas lo que tengo que hacer, gordo! —le respondió dándole un soberano capón.
—No estoy gordo, soy fuertote… —replicó mientras los ojos se le humedecían.
—¿Por qué queréis volver a esa celda? —les preguntó Agustín—, ¿no tenéis donde vivir?
—No es eso. Es que estamos de gira permanente… —le explicó Álex.
—Qué emocionante… —dijo sinceramente Agustín.
—Pero, Patrón; si nos quedamos enserrados no podremos seguir con la gira para conseguir más fans y vender más… ¿Y qué será de mi pobre madresita?
Una bombillita se encendió en la cabeza de Álex.
—Vale, ya no queremos volver al calabozo —les dijo—. Pero llevadnos a la próxima ciudad para dar un concierto.
—¡Eso está hecho! —gritó Mirelle llena de alegría.
Y mientras las sirenas de policía gritaban una alegre melodía por todo el lugar, Tadeo pisó a fondo el acelerador de la furgoneta sin pensar en cuántos controles policiales tendría que saltarse ni a cuantos guardias atropellar. Todo sea por el grupo.


14 dic. 2010

11 dic. 2010

7 dic. 2010

30 nov. 2010

Cosas que joden #1

Hoy estrenamos un nuevo cómic en Monifate S.A., protagonizado por el entrañable LSD Joe, dibujado a mano en clase y regurgitado de lo más profundo de la mente de Foleranser, llega "Cosas Que Joden", un cómic que cumple lo que el título promete.


Muy pronto vendrán más entregas, fruto del aburrimiento en clase y de las amenazas del rinotorrinco malvado que vive en mi armario.

EDIT: Cosas que Joden ya tiene página oficial en Facebook y en Tuenti.

25 nov. 2010

23 nov. 2010

20 nov. 2010

Exclusiva: Nupcias de Isabel y Philip (1)

Hoy estamos de celebración. ¿Que no sabéis a qué nos referimos? ¡No seáis isnorates! Se trata del sexagésimo-tercer aniversario de las nupcias de Isabel II y Philip Mountbatten. Así que, aprovechando nuestra máquina del tiempo genuinamente robada, hemos asistido al encuentro y narramos todo lo que buenamente pudimos ver. Por desgracia, el DeLorean tenía poco plutonio y tuvimos que acabar la visita antes de lo que esperábamos para que no hubiese riesgo de quedarnos en 1947, por lo que sólo hemos podido estar en esa época y lugar desde las 6:00 a.m hasta las 12:00 p.m. En los próximos años volveremos, si podemos. En fin, sin más dilación, damos paso al relato de los hechos desde la prespectiva de los novios en cuestión.

Novia
A la salida del sol, la novia vomitó por quinta vez de la noche, que ya era día. Había estado pensando en su apariencia ante el público, en dónde sería la luna de miel, en el color de las moras silvestres, en el precio de las alcachofas en el ultramarinos...
Finalmente, cedió al pánico y a unas luces de navidad cortesía de algún invitado graciosete y fue presa de un intenso ataque epiléptico. Por suerte, una de sus damas de honor, que iba a su habitación para comprobar que no dormía (y así aprovechar para comentarle sus penas y tendencias paranoides varias), la auxilió... dos horas más tarde.
Entre ella y sus tres compinches consiguieron llevarla a rastras a la abadía, dónde el hecho de esperar a su futuro consorte durante dos horas no parecía mejorar su estado de salud. Al fin, el novio llegó un tanto desgarbado y con chupetones bastante marcados en el cuello.
Al mismo tiempo, un insecto de la familia de los himenópteros se posaba sobre la estrambótica pamela de una invitada cincuentona que había venido a criticar.

Novio
Tras una noche de sicalípticas celebraciones el novio se acostó a la salida del sol. A la mañana siguiente, es decir, esa misma mañana, lo despertaron los amables disparos de trabuco que el señor padre de la novia realizaba contra su ventana.
Tras vestirse de traje apresuradamente y abandonar a sus dos hermosas acompañantes de cama Phillip escapó por la puerta de atrás sin saludar a su suegro, un acto grosero que seguramente salvó su vida.
En su precipitada carrera en pos de la iglesia se encontró con su padrino, borracho como una cuba y otro amigo que insistía en narrarle chistes de novios todo el camino. Éste casi se traga una farola de costado ante la monumental resaca del novio al que importunaba. El tercer amigo del novio no había podido acudir porque decía pertenecer al partido Nazi, una excusa barata.
Finalmente y, tras estrellar misteriosamente un autobús de dos pisos, llegaron a la abadía. Pero Spencer había muerto...

16 nov. 2010

Horóscopo:Mes Dadivan y alrededores,Año 1

Andoba Peleón: Nacidos durante Monimés (17/5 - 4/6 del calendario gregoriano)
Una vaca te atacará sin previo aviso. Tras una dura batalla que acabará con un montón de chuletas de ternera apiladas, te irás de vacaciones a Rand McNally donde una hamburguesa tratará de comerte. Por suerte, llevarás contigo un spray antiamburguesas.

Vicks-vaporub: Nacidos durante Grunio (5/6 -24/7 del calendario gregoriano)
Ante el penetrante olor corporal de alguno de tus amigos frenillos decidirás comprar algo de colonia a cualquier gitano y dársela disimuladamente para que, si el tipo o la tipa no puede ser más pulcro, al menos oculte sus olores indecibles bajo un fresco olor a Carolina Jerrera Niu Llorc.

Frenillo:Nacidos durante Verano (25/7 -24/9 del calendario gregoriano)
Recibirás por dadiván el clásico lote de colonias variadas. Después de descubrir que su alto contenido en alcohol irrita sobremanera tus genitales dejarás de intentar usarlas como lubricante de manos y los tirarás.

Siamesis:Nacidos durante Algusto (25/9 - 15/10 del calendario gregoriano)
Irás con tu gemelo en una cita con otros siamesis de vuestro interés sexual. Por desgracia, un cubo de ladrillos caerá sobre vosotros chafándoos el bazo y la cita.

Salpicadura:Nacidos durante Relleno (16/10 - 14/11 del calendario gregoriano)
Encontrarás una moneda de dos Chens en tu bolsillo. Luego descubrirás que era tuya.

Cabriconcio:Nacidos durante Dadivan y alrededores (15/11 - 6/1 del calendario gregoriano)
El día de tu cumpleaños un amigo te regalará un libro con tácticas especiales para bromas pesadas. Para su sorpresa, él será el primero en sufrir las consecuencias al sacar una cobra de la caja de cobrar.

Gueto:Nacidos durante Janero (7/1 - 14/1 del calendario gregoriano)
En el cuarto de baño de una gasolinera encontrarás 1200 Oríns en billetes grandes, que usarás posteriormente para comprarte una de las recreativas originales de Pacman.

Res:Nacidos durante Fembierno (15/1 - 13/2 del calendario gregoriano)
Al pasar por una gasolinera, tendrás espontáneamente unas desmesuradas ganas de defecar. Sin que te des cuenta, al bajarte los pantalones, los 1200 oríns que ibas a invertir en un sofá con respaldo caen al suelo y alguien los coge. Un duro golpe a tu columna vertebral.

Tuberculosis: Nacidos durante Fagas (14/2 - 16/3 del calendario gregoriano)
Este mes estarás especiamente bien de salud, lo cual quiere decir que solo toserás un poco, aunque lo suficiente como para atraer, por pena, a alguien que te interesa sexualmente. Tras un par de semanas, descubrirás que estabas incubando hepatitis B y ahora tú y compañero/a la tenéis. Se irá y no la volverás a ver.

Filippiano: Nacidos durante Filippio (17/3 - 23/4 del calendario gregoriano)
Te encontrarás por la calle con algún dios de la mitología nórdica que te dará, por la cara, un arma divina.

Se'gitano: Nacidos durante Payo (24/4 - 16/5 del calendario gregoriano)
Rebuscando entre la basura te tocará el premio gordo: muchos botes de colonia casi nuevos de los que seguro que puedes sacar unas buenas perras. Por fin podrás celebrar con todo el clan un dadiván CCC: Cerveza, Canabis y Camarón.

12 nov. 2010

10 nov. 2010

Drunk Rhapsodists Night Club - 2


Pista 2: Steel Bitch fux steel bitches
Despertaron a la mañana siguiente, como es costumbre. Spencer estaba muerto, probablemente ese cuchillo le había atravesado el pecho por causas naturales, pero dado que no se habían llevado sus cosas y el grupo se encontró por ahí tirados varios cartones de vino y abundante calderilla no le dieron mayor importancia y siguieron su camino.
Caminaron un trecho y cogieron un autobús que les llevó por la patilla —tras amenazar amablemente al conductor— hasta una ciudad cercana donde seguramente ya se conocería su fama y era posible que encontraran clientes.
—Perfecto, chicos, a trabajar —les arengó Álex—. Ayer dimos un concierto así que seguramente tendremos legiones de fans en la región ansiosos comprar nuestro disco.
—¡Seh! ¡Croa!
—Y creo que éste es un buen lugar para instalar nuestro comercio.
Se giró y miró al bar cuyo letrero rezaba “El hada naranja”. Tras unos segundos asintió satisfecho.
—Procede, Tomás.
—¡Mpf! —respondió.
Extendió una manta junto a la entrada del local y sobre ella colocó docena y media de cubiertas de cedé que probablemente contenían (no se sorprendan) cedés. La carátula tenía el logo del grupo, el título “Steel Bitch fux steel bitches” y representaba a una robopilingui recibiendo un fax del grupo; la había pintado Pitch con unos lápices de cera que encontró en un cubo de basura y tenía un trabajo de la luz impresionista que mostraba una fuerte influencia de Degas si bien su composición recordara también a Turner.
—Muy bien, ahora decidamos en qué orden nos turnaremos para vigilar… mientras los demás entran al bar. ¿Sugerencias?
—¡Una carrera volando!
—Ni hablar, Genutto.
—¿Por?
—En primer lugar porque eres un tengu y ganarías. Y en segundo porque en realidad no eres un tengu y no puedes volar como todos nosotros.
—¡Puedo! ¡Croa!
—Veámoslo…
—No me apetece ahora.
—Ya, claro… —Álex suspiró—. Sigamos el método de siempre, el que mee más lejos hará el último turno y el perdedor el primero…
Pocos instantes más tarde Pitch se alzaba con la victoria.
—¡Si es una hembra! ¡Croa!
—Pero los tiene bien puestos.
Pitch mordió un pie a Genutto y se precipitó dentro del bar. El pseudotengu y el metrosexual le siguieron mientras Tomás se quedaba sentado en una caja de tomates junto a la manta, silencioso e impasible.
▼▼▼
La gente pasaba y pasaba sin siquiera pararse a mirar al curioso dependiente —y eso que no es cosa de todos los días ver a un enano mexicano semidesnudo con una máscara de lucha libre vendiendo en un top manta— y mucho menos a su mercancía. De haber podido ahondar en la insondable mente de Tomás, ¿qué hubiese hallado el audaz neuronauta? ¿Impaciencia, rabia, indiferencia?
Lo que sí era cierto es que sus capacidades comerciales eran, cuanto menos, limitadas. Su idea de vender consistía, como ya se habrá adivinado, en sentarse en silencio a esperar que los clientes llegasen por ellos solos. A lo mejor la feroz cara que representaba su máscara y la terrible expresión de sus propios ojos, que se hundían como puñales en todo aquel que se acercaba demasiado, no ayudaban demasiado.
Pero aun a pesar de esto un joven caballero logró reunir la presencia de ánimo suficiente como para acercarse al puestecillo.
—¿Cuánto cuestan, sudaca? —le preguntó, aunque no pudiera decirse que con el mayor de los respetos.
Tomás permaneció callado, apretando los dientes y los dedos en un fuerte puño.
—¿Es que acabas de salir de la selva y no hablas mi idioma? —insistió—. ¿Cuánto costar?
Entretanto en el interior del bar y más concretamente en la mesa que ocupaban los restantes miembros de Steel Bitch todo era diversión y juegos.
—Hacía tiempo que Tomás no vigilaba. ¡Croa!
—Sí, no entiendo por qué —rio Álex.
Se llevó su vaso de tang a la boca, pero al dar el primer trago recordó algo que casi le hace atragantarse y le obligó a escupir todo lo que había bebido.
—¡Mierda! —exclamó—. ¡Mierda!
Salieron precipitadamente al exterior justo a tiempo para oír el crack del brazo del joven al partirse bajo la, por otro lado muy profesional, terrible llave de Tomás.
Éste se levantó, le escupió en la boca y mientras entraba al establecimiento les dijo:
—Ya toca cambio.
▼▼▼
Genutto volaba. Sí, volaba libre entre los árboles de un bosquecillo japonés persiguiendo a una chica tengu llamada Aya. Era su prima por parte de padre, pero no importaba. Aunque se hiciera la difícil la acabaría pillando. O eso pensaba hasta darse con una rama en la nuca.
Y despertó y descubrió que la rama era un palo que enarbolaba Álex, amenazante.
—¡Conque durmiendo en el puesto!
—¡Perdón, jefe! ¡Soy un animal nocturno! ¡Croa!
—¡Menos excusas! ¿Qué pasaría si mientras duermes llegasen nuestros fans y no pudieses atenderles?
Bajo la máscara de Genutto se adivinó una mueca de consternación.
—O, peor aún, ¿y si algún desalmado nos robara? ¡Sería la ruina del grupo!
—¡Perdón, jefe! —exclamó Genutto hincándose de rodillas.
—Ahora vigila bien. Yo vuelvo al bar a… tratar asuntos de vital importancia para la banda.
Y dicho esto volvió a la tasca.
Genutto se quedó solo y reflexionó: «el jefe trabaja duro todo el rato por nosotros… ¡Haré lo mismo! ¡Vigilaré tan bien que nadie podrá robarnos!».
Y absorto en estos pensamientos vio pasar por la calle a un hombre. No hizo el menor gesto de mirar hacia Genutto ni su actitud resultaba sospechosa. No obstante el simulacro de tengu se alzó repentinamente y se lanzó contra él gritando:
—¡Malandrín! ¡No podrás robarme los discos!
—¿Disculpe? —se sorprendió el hombre.
Genutto empezó a picotearle con su afilada nariz mientras se cogía la capa en la mano mientras la agitaba como unas alas.
—¡¿Pero qué hace?! ¡Por favor!
Entonces, por el rabillo de la máscara, pudo ver a dos chicas que se acercaban a la manta. Dejando en paz al señor se giró y corrió hacia ellas agitando su capa y soltando terroríficos graznidos hasta ponerlas en fuga.
Pero cuando se disponía a perseguirlas algo volvió a golpearle la nuca y al girarse pudo ver que era de nuevo Álex con su palo y esta vez además acompañado de Pitch.
—¡No ves que así ahuyentas a los clientes, tajada de membrillo! —le gritó Álex, que hoy vestía de colegiala—. ¡Es la primera vez que veo a un cuervo espantando a gente!
—¡Gñi! —corroboró Pitch.
—¡Perdona, jefe! ¡Croacroa!
—Será mejor que aprendas a comportarte con los clientes o…
—¡Lo haré! ¡Lo haré!
—Bien, no me quiero ver obligado a dejar a Pitch como vigilante del vigilante…
—¡Ese animal no tiene nada que hacer aquí!
—Eso espero, me vuelvo al bar.
Se dio la vuelta y se fue. Genutto graznó amenazadoramente a Pitch, pero ésta le mordió en la espinilla, le mostró los dientes y corrió hacia el local.
Genutto volvió a la caja de tomates que hacía las veces de asiento y decidió intentar dar otra cabezada para poder graznar despejado por la noche. Pero cuando ya estaba cogiendo el sueño…
—Disculpe, jovencito.
Abrió un ojo y vio a una criatura calva y arrugada enrollada en un pesado abrigo que se sostenía sobre dos pies y un bastón. Tenía en la mano uno de los cedés y le miraba impaciente.
—¡Otro que viene a robar! —gritó levantándose bruscamente.
—No, no, soy un cliente.
Genutto se relajó repentinamente.
—Oh, perdone, perdone.
—¿Qué vende exactamente, joven?
—Discos. ¡Croa!
—Eso ya lo veo. Me refería a qué contienen los discos.
—¡La música del mejor grupo del mundo! ¡Croa!
—¿Metallica?
—¡Aficionados! ¡Croa!
—¿Black Sabbath?
—¡Patanes!
—¿De qué grupo se trata entonces?
—¡Somos Steel Bitch, abuelo! ¿No ha oído hablar de nosotros?
—Un poco…
El afable ancianito abrió la carátula del disco y ojeó el librito con la letra de las canciones. Casi se le salen los ojos como canicas.
—He de irme, toma, quédate el cambio.
Dejó caer varios billetes sobre la manta, casi el triple del precio. Genutto se arrojó a recogerlos y cuando se giró el ancianito ya había desaparecido en las calles.
▼▼▼
—¡Preciosa! ¡¿Quieres un cedé de Steel Bitch?! ¡Por ser tú te lo dejo barato! —gritó Álex (por enésima vez) desde su puesto de guardia.
—¡Déjame pervertido!
—¿Perdón? —se extrañó Álex mientras la chica aligeraba el paso—. Y yo que creía que empezaba a entender a las mujeres…
Estaba sentado en la ya famosa caja de tomates con las piernas cruzadas para evitar que se le vieran los calzoncillos por la falda plisada de colegiala japonesa.
Otras dos chicas cruzaron la calle con recelo, muy pegadas al otro extremo, como evitando el puesto. Susurraban:
—Mira, ahí es donde se nos echó encima aquel tipo raro…
—Y ahora hay un travesti, qué miedo…
—¡Eh! ¡No soy un travesti!
Las chicas, al sentirse descubiertas, se pegaron a la pared y no se movieron del sobresalto, quedándose con la vista clavada en Álex.
—Lo que pasa es que soy metrosexual.
Habiendo recuperado un poco la presencia de ánimo las muchachas tuvieron la audacia de dar pequeños pasitos para intentar alejarse lo máximo posible de aquel tipo extraño, pero de una forma que no lo alterase.
—¿Vais a alguna parte? ¿Tenéis prisa?
Cesaron la marcha al verse de nuevo descubiertas. Negaron con la cabeza, no querían enfadarle.
—Pues venid aquí a ver nuestro disco —les ofreció afablemente Álex—. Os gustará.
No se movieron.
—¡He dicho que vengáis! —gritó.
Las chicas, aunque reticentes, cruzaron la calle en un santiamén.
—Buenas chicas —las alagó, sonriente.
—No… No nos haga daño.
—¿Cómo podéis pensar eso de mí? —rio Álex—. ¿Queréis un disco?
Las chicas abrieron un poco la boca, pero no les salieron las palabras.
—¡Que si queréis un disco!
Al unísono afirmaron con la cabeza.
—Guay, coged uno.
Una de las chicas, temblorosas, se agachó a coger uno. Mientras lo hacía Álex no pudo evitar clavar la vista en su escote, a la vista por la posición que había adoptado.
Un rubor de vergüenza y rabia cubrió las mejillas de la chica al ser consciente de a dónde se dirigía la mirada del líder del grupo —siempre se dan cuenta— y, entre gritos a los que se unió su compañera, se lanzaron sobre él.
Pocos segundos más tarde estaba tirado en el suelo, con la cara hecha un cristo y uno de los cedés en la boca. Las chicas se alejaban indignadas gritando cosas como “pervertido” o “habrase visto”.
▼▼▼
Era el turno de Pitch. ¿Alguna vez has visto un mapache hembra con un jersey sobre una caja de tomates vigilando un top manta? ¿No? Entonces no sabes lo que es la vida.
El resto del grupo tampoco lo veía, estaba en “El hada naranja” bebiendo tang como posesos.
—¡Pues yo te sigo diciendo que “Subterranean Animism” es mejor que “Shoot the Bullet”! —le gritó Álex a Genutto, levantándose precipitadamente de la mesa.
—¡¿Estás borracho?! —le espetó Genutto levantándose a su vez.
Tomás se llevó las manos a la cabeza.
—Siempre la misma discusión…
Estaban a punto de llegar a las manos (bueno, a las manos y el pico) cuando escucharon un grito en la calle y un pensamiento simultáneo se vino a sus mentes: «Pitch».
Salieron precipitadamente a la calle y se encontraron con un tipo en el suelo que sangraba por el sitio donde debería tener un dedo, a Pitch muy cabreada, a dos policías y al tipo al que Tomás le había roto el brazo arengándolos.
—¡Esos son, agentes! —gritaba señalándolos con el brazo bueno—. ¡Esos son los tipos!
—¡Corred! —gritó Álex.
Todos pusieron pies en polvorosa tras haber cogido la manta con los cedés. Una lástima que al final los pillaran porque no conocían la ciudad y se metieron en un callejón sin salida…
—No podemos detenerlos por piratería porque el material es suyo... —dijo uno de los policías a otro mientras miraba al grupo, que esperaba en el interior de un calabozo—. Pero sí por venta ambulante, agresión, amenazas, acoso sexual, resistencia a la autoridad y posesión animales salvajes; todo en la misma tarde.
—Y mira qué música más rara… En las canciones sólo se escuchan toses y gritos… —corroboró su compañero—. Menos en la última, que es una psicofonía de “Cuarto Milenio”, se escucha a Iker Jiménez y todo.
—Se os va a caer el pelo…
—Por nosotros perfecto, agente —le apoyó Álex—. No teníamos sitio para dormir.
—¡Croa! ¿Cuándo sirven la cena?
—Patrón, ¿habrá frijoles?
—No lo sé, Tomás, pregunta a estos amables señores que nos dan asilo.
Uno de los policías se llevó una mano a la cabeza mientras el otro se daba cabezazos con la esquina del escritorio.


8 nov. 2010

5 nov. 2010

1 nov. 2010

Homenaje a los programas caídos


Este día de todos los santos nos encargamos de dejarle una velita a los programas que ya no están entre nosotros y que nos influyeron. Sabemos que no han sido sólo Noche Hache y El Informal, pero sí los que más nos marcaron. En cualquier caso, recomendamos guardar un minuto de silencio durante la reproducción de este vídeo, porque si habláis mientras lo veis no oiréis una mierda.

Y poco más tengo que decir que no haya dicho ya (sí, el de la voz soy yo), salvo que este es mi primer vídeo con el premiere y que me disculpéis si queda un poco chapucero porque aún no controlo mucho. Oh, y también me estreno con otra cosa: las VOS, lo cual es tremendamente irónico porque eran mi idea original para monifate... Dicho esto, que os den y que tengáis un buen día de todos los santos.

31 oct. 2010

Feliz Jálogüin

Como veníamos amenazando, este año haremos un especial de Jálogüin y para ello algunos de nuestros más ilustres miembros incluso se han ataviado con extraños ropajes propios de las fechas:
Kha, ataviado de nerd.


Frikiman con dos disfraces: de hombre invisible y de hombre visible, a ver si los distinguís.
Y como nunca es tarde si la dicha es buena dos fotos de ElInventor disfrazado de liliputiense y chamán orco:


Y para que no se diga que no somos generosos y para que no nos tiréis huevos al blogs vamos a ofreceros un caramelo gratuito por vuestra amable visita.
Están todos en nuestra centralita y los hay de seis sabores distintos, simplemente elige un color:
Y por si eso fuera poco si echáis un ojo —más bien un oído— bajo estas líneas podréis oír nuestro singular homenaje a los que ya no están entre nosotros.
Que tengáis dulces pesadillas y soñéis con los diablillos. ¡Feliz navidad a todos!

25 oct. 2010

Colección de imágenes (I)

Llevo bastante tiempo acumulando imágenes que hago cuando me da un arranque, así que en algún lado había que acabar poniéndolas.
He aquí la primera parte de mi inédita colección:

Por lo visto en aquella época cundía la costumbre de nombrar rey de la taberna al que más bebiera. Cosas de Historia del Arte.

No temáis. Por mucho que diga puede que no sea la última vez que le veamos.
Una explicación razonable para el opening de «Paranoia agent».
Sacada en las calles de Sevilla.
Y de momento eso es todo, hamijos.

21 oct. 2010

Entrevista a Filippo

Bueno, pues después de un verano de vacaciones, el gran Filippo nos ha concedido una entrevista para los lectores del blog. Así que ahí van las preguntas que le hizo el reportero especial enviado para la entrevista:

[Prototype]: Hola Señor Filippo, es un honor que nos haya concedido esta entrevista para que los lectores sepan lo que ha hecho durante el verano y lo que seguro que ha planeado durante todo este tiempo.

Filippo: Hola, un honor también poder asistir a la entrevista, y por favor, Filippo, asecas.

P: Bien, como prefiera, pues, en primer lugar, ¿dónde ha pasado las vacaciones?

F: Pues he ido viajando por distintas regiones, visitando extraños parajes, y descubriendo recónditos lugares donde nadie ha estado.

P: Eso suena bien. Entonces, bastante placenteras las vacaciones, ¿no?

F: Por supuesto, pero no por ello he parado de pensar en nuevas ideas.

P: Claro, no lo dudábamos, estamos seguro que ha estado trabajando duramente durante todo este tiempo.

F: Sí, entre playa y playa, siempre quedaba tiempo para pensar, o mejor dicho, entre pensamiento y pensamiento, estaba en la playa, no sé si me entiendes...

P: Claro, claro, no se preocupe.

F: He estado recopilando información, y la verdad es que estoy bastante satisfecho con el trabajo de este tiempo.

P: Vaya, parece que tiene en mente algo importante, pero supongo que será privado, ¿verdad?

F: La verdad es que por ahora no diré nada, pero puede que más adelante diga algunos detalles...

P: Perfecto entonces. Bueno, y ahora dígame, ¿ha conocido a mucha gente?

F: Pues sí, la verdad es que he visto bastante gente de todos los lugares que he visitado, y bastante amable. Pero la verdad...

(Aquí se queda callado un momento.)

P: ¿Qué le ocurre?

F: Nada, sólo que echaba de menos estar de nuevo por aquí, siempre que estaba fuera, ya fuera en la playa, visitando sitios, pensando o lo que fuese, siempre me acordaba de estos lares y esperaba ansioso el regreso.

P: Vaya, parece que no se puede separar de sus orígenes, ¿verdad?

F: Para nada, no me gustaría irme muy lejos de aquí, es más, si no fuese por todo lo que tengo que seguir estudiando e investigando, no saldría de por aquí, con lo tranquilo que es todo esto...

P: Muy bien... Bueno, pues creo que esto llega a su fin, ha sido un gran placer tener esta entrevista, Filippo.

F: Igualmente.

P: ¿Quiere decir algo a los lectores de Monifate?

F: Pues quería decir que... Espera, ¿Monifate? ¿Esto no era para el Discovery? Espera, entonces... ¿Esas afotos no saldrán en la televisión?

P: Ehm... No, saldrán en el Blog.

F: Bueno... Menos da una piedra... O no, pero bueno, lo importante es que los lectores estén preparados para lo que tengo y teneis preparado. ¡Un saludo a todos!

---------------------------------------------------------------------

Y aquí está la afoto que Filippo nos trajo de sus vacaciones:

18 oct. 2010

Calendario lunar

La ONU nos dio un toque y nos dijo que tuviésemos más cuidado con nuestros enigmáticos calendarios, que podrían causarnos problemas a la larga. Así, pues, llegamos al acuerdo de crear una alternativa más tradicional para nuestro público, poniéndola a vuestra disposición en fantabuloso formato pdf. (Clic aquí para ver)

En otro orden de cosas, nos hemos agenciado con un DeLorean que unos incautos habían dejado aparcado por ahí sin tres candados. Esperamos ofreceros brevemente más noticias sobre esto.

16 oct. 2010

Horóscopo: Mes Relleno, Año 1

Andoba Peleón: Nacidos durante Monimés (17/5 - 4/6 del calendario gregoriano)
Te encontrarás con un ornitorrinco mágico que te concederá tres deseos. Por desgracia, pidas lo que pidas acabarás en la cárcel durante dos semanas por tenencia ilegal de salsa picante. La próxima vez prueba en modo fácil.

Vicks-vaporub: Nacidos durante Grunio (5/6 -24/7 del calendario gregoriano)
Tomarás la determinación de barnizar tus desconchados muebles, aunque lo harás con las ventanas cerradas y el olor te abrumará y te dejará inconsciente unos treinta segundos, tiempo suficiente como para tener una alucinación en la que se te revelará el sentido de la vida. Sin embargo, lo olvidarás al despertar.

Frenillo:Nacidos durante Verano (25/7 -24/9 del calendario gregoriano)
Andando tranquilamente por la calle, tus genitales se verán machacados por una farola que no estaba ahí la última vez. Te ingresarán en el hospital, donde te encariñarás con alguien del personal médico. Pero decidirás no escuchar a tus hormonas si no a tu compañero de habitación, que te comentará que tu objetivo tiene ladillas.

Siamesis:Nacidos durante Algusto (25/9 - 15/10 del calendario gregoriano)
Tu gemelo maligno se comerá todas tus galletas y meterá un perro en su lugar. Para su desgracia, lo descubrirás y torturarás con una versión standart de la lanza de Longinus. Se aplica lo contrario si eres el malo.

Salpicadura:Nacidos durante Relleno (16/10 - 14/11 del calendario gregoriano)
Al andar, un día, tropezarás y casi caerás, pero no.

Cabriconcio:Nacidos durante Dadivan y alrededores (15/11 - 6/1 del calendario gregoriano)
Te las apañarás para que los de tu ayuntamiento coloquen una farola que impactará con los testículos de algún desafortunado perteneciente al signo Frenillo. Antes de que puedas acabar de reírte, un tejón se ensañará con tu pierna derecha.

Gueto:Nacidos durante Janero (7/1 - 14/1 del calendario gregoriano)
Ganarás un concurso en el cual no habías participado, siendo el premio 720 Oríns y un tejón adulto. Tejón que se ensañará con alguna persona perteneciente al signo Cabriconcio de tu entorno, por supuesto.

Res:Nacidos durante Fembierno (15/1 - 13/2 del calendario gregoriano)
Lograrás comerte una sandía en ochenta segundos, batiendo así el record mundial anteriormente establecido por alguien que murió en el acto tras hacerlo. Tranquilo/a, no morirás, pero tendrás retortijones durante todo el mes.

Tuberculosis: Nacidos durante Fagas (14/2 - 16/3 del calendario gregoriano)
Te olvidarás de ponerte una chaqueta antes de salir a la calle, siendo la temperatura media del entorno unos tres grados... kelvin. Tendrás la suerte de que un/a amigo/a con derecho a roce te cuidará mientras estés enfermo, pero cuando recuperes te darás cuenta de que sólo era una alucinación. Más suerte la próxima vez.

Filippiano: Nacidos durante Filippio (17/3 - 23/4 del calendario gregoriano)
Durante este mes adquirirás el poder de la piroquinesis que podrás usar libremente para sojuzgar a la humanidad. Del mismo modo, podrás no usarlo.

Se'gitano: Nacidos durante Payo (24/4 - 16/5 del calendario gregoriano)
Mientras tocas tu guitarra, advertirás que no tiene seis cuerdas, sino cuatro, y que has estado toda tu vida tocando un bajo. Intentarás suicidarte, pero una cuerda con defectos de fabricación te detendrá.