2 jul. 2020

¿Puede una persona real convertirse en nuestra waifu?

Saludos, monifáticos y monifáticas.

Entre los aficionados al anime a veces surge la siguiente pregunta: ¿puede una persona real convertirse en nuestra waifu?

La respuesta es simple: dado que waifu es una niponización del término inglés wife "esposa", solo hace falta que la persona real sea una mujer y te cases con ella. Resuelto.

No olvidéis mandarnos hatemail a nuestras cuentas de Twitter y correo.











Pero por otro lado, esa no es la respuesta que estamos buscando. La que estamos buscando es la palabra difícil: bajo la definición más usada en la comunidad, una waifu es un personaje ficticio de un medio de acción no real (anime, manga, videojuegos...) por el que se tienen sentimientos y con el que se considera que se tiene una relación.

Bajo esa definición podemos comprobar fácilmente que una persona real no podría ser una waifu, simplemente por el hecho de que no es un personaje ficticio. Por lo tanto la respuesta parece ser no: una persona real no puede ser una waifu.

Además, en la estricta observancia del principio de "2D: raza superior" que entraña el significado de waifu, nuestro amor por personajes de obras de acción no real solo puede ser estrictamente platónico, ya que de otro modo estaríamos poniendo en entredicho su perfección. El amor físico y consumado pertenece solo al imperfecto mundo del 3D en el que nos vemos obligados a vivir.

NO OBSTANTE, eso no quiere decir que no se puedan hipotéticamente tomar las disposiciones adecuadas para que alguien perteneciente al mundo del 3D se convierta algún día en tu waifu.

Muchos aficionados se preguntan, claramente de forma errada, si las waifus serán algún día reales. ¿Por qué dedicar recursos y tiempo a esa degradación cuando podríamos hacer que las personas reales que nos gustan puedan ascender al 2D y así gozar de las perfección que requiere el título de waifu?

Con el continuo avance de la ciencia algún día deberíamos ser capaces de digitalizar sus conciencias y renderizar su apariencia en dos dimensiones con las que nos resulte imposible interactuar. Si, es posible que suene a un sueño alocado, ¿pero acaso el verdadero progreso no está en no aceptar lo que se da por hechos consumados y esforzarse en romper esas creencias? ... Un hombre puede soñar.

Gracias por compartir nuestro amor por nuestras respectivas waifus. No olvidéis dejarnos algo de hatemail en la sección de comentarios o en nuestras cuentas de Twitter y correo. ¡Nos vemos en la próxima!

27 jun. 2020

Clasificación monifática de los instrumentos

Saludos, estimados monifáticos. Todos conocemos la clasificación de los instrumentos de cuerda, viento y percusión, pero eso no es ni la mitad de la historia. He aquí una clasificación completa que hemos confeccionado en Monifate para vosotros.
  • Aerófonos. Aquellos producidos por una columna de aire pasando a través del instrumento, como flautas o trompetas.
  • Cordófonos. Aquellos producidos por la vibración de una cuerda, como una guitarra o un piano.
  • Membranófonos. Los producidos por una membrana, como un tambor.
  • Idiófonos. Los producidos por la vibración del propio cuerpo del instrumento, como un triángulo muy pequeñito y gracioso.
  • Electrófonos. Los producidos por electricidad, como un theremin o una bovina de tesla a la que se le ha puesto un teclado para regularla y que haga música.
  • Pirófonos. Los que producen sonido mediante combustión o explosiones, como un cañón, una moto afinada o el ÓRGANO DE FUEGO.
  • Hidrófonos. Los que producen sonido mediante la hidrofobia. Dependiendo de si es inducida a posta y de las consideraciones éticas, puede estar relacionado con los cruelófonos, que describimos más abajo.
  • Terrófonos. Necesarios para completar los cuatro elementos, producen vibración por el sonido de la propia tierra, como una banda de indios a la carga, un terremoto o Godzilla.
  • Cantófonos. Producen sonido por medios orgánicos, normalmente personas o animales que los emiten de forma voluntaria.
  • Cruelófonos. Como los anteriores, pero consiguiendo gritos por medio de la crueldad y la tortura. Véase el órgano de gatos.
  • Makófonos. Aquellos que producen sonido canalizando la energía del planeta a través de complicados sistemas tecnológicos, frecuente objetivo de terroristas.
  • Oscuridófonos. Los que producen sonido a partir de la oscuridad que emanan personas, objetos y lugares, a menudo confundidos con voces de ultratumba y canciones siniestras.
  • Atomófonos. Los producidos por fusión y fisión nuclear. Los informes de que en Monifate contamos con ellos son un bulo sin fundamento: nuestra capacidad nuclear es estrictamente armamentística.
  • Animófonos. Inhuman Anime Girl Sounds.
  • Brujospaciófonos. Aquellos cuyo sonido solo puede producirse invocando en nuestra realidad instrumentos imposibles y maravillosos que solo permanecen estables una milésima de segundo y hacerlo en rápida sucesión para que su sonido superpuesto produzca música.
  • Internetófonos. Sonidos que solo es posible encontrar en internet, convirtiendo a la red en un instrumento musical en sí misma.
  • Posmodernífonos. También conocidos como silenciófonos. En esencia, instrumentos musicales que no emiten sonido o posiblemente ni siquiera existen realmente, porque la música es muy siglo XX y hay que ser irónico al respecto.
  • Teogonífonos. Sonidos producidos por el nacimiento de un dios.
  • Teléfonos. Instrumentos musicales que crean sonido aumentando o reduciendo su distancia con respecto al oyente, a menudo requiriendo de teletransporte.
  • Ragnarokófonos. Universos enteros que producen dulce, dulce música al ser completamente aniquilados.
  • Archidemófonos. Una categoría constituida solo por la invocación de Su Majestad Demoníaca Kar'ganoth-Degarich, que emite sonidos tan horrendos que pueden matar a todos los que estén cerca.
Y eso es todo. Si queréis saber más al respecto de la clasificación no dejéis de seguirnos y recordad que podéis dejarnos hatemail en los comentarios de la entrada o nuestras cuentas de Twitter y correo . ¡Hasta la próxima!

19 jun. 2020

El si bemol es la mejor nota musical

El si bemol es la mejor nota musical de todas, por si os lo estabais preguntando. Es un hecho.

Una de las primeras y más importantes pistas de que el si bemol es en efecto la mejor nota musical de todas (y deberías usarla tanto como fuera posible, si eres músico o compositor) es que en muchos sitios del norte y del centro de Europa, se usa la letra B para representarlo, por supuesto B de Best. Y en notación anglosajona, por supuesto, Bb: Best of the bestia.

De ahí podemos deducir que la calidad de una canción se puede medir conforme a la cantidad de si bemoles que haya en ella: los romanos lo sabían Bach lo sabía y ahora tú también lo sabes.

Muchos musicólogos creen que la razón de que Mozart no usara apenas si bemoles en su obra probablemente se debía a que intentaba ponérselo difícil a sí mismo en lugar de tomar el camino fácil de usar la mejor nota de todas.

Es posible que estas cualidades del si bemol se deban a una cábala de expertos en música que trabajan en secreto para asegurarse de mantener su posición como mejor nota: el cadáver reanimado de Beethoven, Snoop Dogg, Chiquito de la calzada... Los sospechosos obvios. En buena medida lo que podría considerarse una liga del mal de la música dedicada por entero a potenciar esta nota con su energía maligna.

Es por eso que el si bemol tiene propiedades sorprendentes en el cuerpo humano, aumentando la inteligencia, el tono muscular y la resistencia aeróbica, con lo que muchos relacionan su creación con parte del desarrollo nazi de superarmas y supersoldados. Aunque es cierto que el si bemol existía antes, es posible que esto se deba a paradojas temporales fruto de viajes en el tiempo soviéticos.

De hecho, se sospecha que para que concurran las circunstancias necesarias para producir una frecuencia tan perfecta y poderosa no solo la estructura del universo debería ser plana, sino también todo lo que hay en él: la tierra, los árboles, los perros, los cines, todo. De ahí su denominación inglesa de "b flat". En varios reportes de testigos "be flat" sería el cántico que entonan sus melocultistas.

De modo que, ya lo sabéis: be flat to git gud. Usad el si bemol tanto como podáis y llegaréis lejos en esto de la música, garantizado. Y si queréis más de nuestros acertados consejos musicales no dejéis de seguirnos y de mandarnos hatemail a los comentarios de la entrada o a nuestras cuentas de correo o Twitter. ¡Hasta la próxima!

17 jun. 2020

Avance de proyectos - 50

Guía de escritura

¡Empezamos bien! Parece que el mes pasado no pudimos tener listo el siguiente episodio de la guía de escritura para reponer a tiempo con la publicación del último. Por ahora vamos a intentar bajarlo a un episodio cada dos meses, y a partir de ahí ya veremos. Probablemente cambien las cosas (para bien o para mal) con el cambio de temporada. Os mantendremos informados.

Recopilatorio de entradas de la Thierra

¡Seguimos trabajando en el recopilatorio! Por suerte, la primera ronda de revisión (la más larga) ya está casi lista. Vamos a hacer todo lo posible para tenerlo todo listo antes de que acabe la temporada, pero a ver qué sale.

Por cierto, le hemos pedido a Dan una imagen de la Dama de Miarifate que vamos a usar desde ahora hasta que nos muramos. No os la ponemos por aquí porque nos quitáis el copirrae.

Sukero City

¡Hemos acabado de escribir la beta! En breve nos pondremos con el ciclo de revisiones que durará hasta que uno de nosotros (o ambos) se muera. Por ahora, tened este vídeo:



Propósitos de año nuevo - Moni Party

Y como de costumbre, ahora toca hablaros de uno de nuestros propósitos de año nuevo. Como sabréis los que nos hayáis seguido desde hace más tiempo, todos los años anunciamos el día de año nuevo seis proyectos monifáticos. Tres son cosas en las que estamos trabajando (o en las que planeamos trabajar antes de morirnos) y las otras tres son cosas que nunca haremos. Nosotros tampoco sabemos por qué hacemos eso, pero nos hace gracia, así que seguimos.

Y el proyecto que toca ahora es Moni Party. Será un compendio de distintos minijuegos que se nos han venido a la mente en los últimos años a raíz de nuestros devaneos en el campo de la programación y el hecho de que tenemos que dormir en habitaciones especialmente aisladas para que no se nos fuguen las ideas y causen estragos en el mundo.

Sin hacer demasiado spoiler, uno de los juegos va sobre un jabalí que ataca lanzando cacas, otro es un RPG en el que solo tienes un minuto antes de que se te acabe la partida, y otro es básicamente desert bus, pero va sobre un tío que está viendo anime y tienes que ir pulsando un botón para que no se quede dormido. ¡Diversión para toda la familia!

Como detalle, se llama "Moni Party" por Monifate y por Monolo, que es la mascota del videojuego. You can't make that shit up. Or can you?

Propósitos de año nuevo - Cuando caiga la noche

Y como el mes pasado no he publicado el avance de proyectos, este mes toca ración doble. El segundo propósito de este mes es "Cuando caiga la noche", el juego de rol creado por Yrion in-universe en Yrion & Hitler (específicamente en esta tira y posteriores).

No os preocupéis, no planeamos hacerlo el proyecto de la siguiente década, como con Sukero City. Esto es más bien una parodia del medio a través de las mecánicas. Es decir, el sistema de juego será rebuscado y confuso a propósito, pero aun así jugable para todo aquel desgraciado que quiera probarlo. Al final, en buena medida es una de esas cosas meta que solo a nosotros nos hacen gracia. Pero nos hace gracia, así que no tenemos motivo para no hacerlo.

Y eso es todo por este mes (o estos dos). Recordad que siempre estamos a la espera de vuestro hatemail, ya sea por Twitter, correo o los comentarios. ¡Vuestro odio nos hace más fuertes!